Premios BiC 2020

El Ministerio de Sanidad ha sacado a consulta pública el Anteproyecto de Ley de medidas para la equidad, universalidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS), que introduce el enfoque de la salud en todas las políticas públicas. A través de esta ley, las memorias de impacto normativo de las futuras iniciativas (anteproyectos de ley, proyectos de real decreto legislativo y todas las normas reglamentarias) tendrían que recoger de forma preceptiva un apartado en el que se indicará el impacto de la salud de la población.

Esta medida materializa el enfoque de Salud en todas las políticas. De esta manera, se deberá de tener en cuenta las implicaciones en la salud en cada una de las políticas públicas, en todos los sectores y de manera sistemática. El objetivo es evitar impactos perjudiciales para la salud, mejorar la salud de la población y la equidad en salud.

Evitar nuevos copagos

La futura norma también persigue evitar la incorporación de nuevos copagos sanitarios “a imagen y semejanza de los establecidos para los medicamentos”, en prestaciones en que hasta la fecha no están impuestos. Por ejemplo, en el transporte sanitario no urgente, los productos dietoterápicos y los productos ortoprotésicos.

Según el Ministerio, dichos copagos incrementarían las cargas financieras de las familias y aumentarían las desigualdades sociales en salud. Afectarían especialmente a la población en riesgo de pobreza que, además, han sufrido más las consecuencias económicas de la pandemia.

Asimismo, se introduce una modificación del Fondo de Garantía Asistencial. El objetivo es hacer viable su desarrollo reglamentario, para poder cubrir mediante este fondo extrapresupuestario los desplazamientos de las personas titulares del derecho a la protección de la salud en el SNS entre comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla, garantizando la cohesión y equidad en el SNS.

Sanidad universal

El anteproyecto también pretende garantizar la homogeneidad en la efectividad del derecho a la protección a la salud y ampliar los derechos de población que actualmente no está incluida. Para ello, se realizarán las modificaciones pertinentes al Real Decreto-ley 7/2018.

Este Real Decreto-ley recuperó la titularidad del derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria a todas las personas con nacionalidad española y a las extranjeras residentes en España. Además, devolvió el derecho a la protección de la salud a las personas no registradas ni autorizadas a vivir en España, garantizando la igualdad efectiva y el acceso universal al SNS.

La experiencia acumulada en la aplicación de dicha norma muestra, insiste el Ministerio, que es necesario realizar las modificaciones pertinentes para garantizar plenamente el derecho a la protección de la salud y la homogeneidad en la efectividad del derecho a la protección a la salud.


También te puede interesar: