El cáncer en España es la segunda causa de muerte en la población. Sin embargo, los plazos en el acceso a las innovaciones —en concreto, su puesta a disposición de prescriptores y pacientes— sitúan a España en ‘la mitad de la tabla’ de los países del entorno.

Recientemente, el Ministerio de Sanidad y la Federación Europea de Asociaciones de la Industria Farmacéutica (Efpia) han publicado dos informes, en paralelo, en los cuales se analiza el acceso a medicamentos oncológicos en España. El Global, cabecera ‘hermana’ de Gaceta Médica ha realizado un análisis en profundidad de ambos informes.

Los datos recopilados por el Ministerio de Sanidad —a fecha de diciembre de 2021— señalan que el Sistema Nacional de Salud (SNS) financia 9 de cada 10 fármacos propuestos para evaluación.  Por su lado, el informe Indicadores de acceso a terapias innovadoras en Europa (W.A.I.T. Indicator) de Efpia analiza un total de 39 países dentro de la Europa geográfica, situando a España entre las posiciones medias de la tabla. El informe W.A.I.T. también refleja que, del total de aprobaciones en España, el 41 por ciento de ellas lleva asociada alguna restricción en el uso del medicamento.

A la hora de entrar en comparativas, es importante recalcar que ambos documentos coinciden en su momento de publicación pero no en los periodos analizados. Mientras que el informe W.A.I.T. centra su análisis en un espacio de tiempo de cuatro años –de 2017 a 2020-, los que recoge el trabajo del Ministerio desglosan la evolución del acceso a medicamentos oncológicos en un periodo más amplio: 6 años; de 2016 a 2020.

¿Cómo se valoran los escenarios que ‘dibujan’ estos informes por los especialistas? En este sentido, Rafael López, jefe de Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela y presidente de la Fundación ECO, recuerda que “el acceso a la innovación, y especialmente el acceso rápido, es una importantísima prioridad tanto para especialistas como para pacientes; los retrasos en el acceso generan una notable pérdida de oportunidad en pacientes oncológicos”, expone.

Los tiempos de acceso

Las SS. CC. piden que se "acelere" la llegada de medicamentos innovadores y "transparencia" en los procesos de aprobación
Rafale López, presidente de la Fundación ECO.

El informe W.A.I.T. 2022 señala que los pacientes españoles tuvieron que esperar una media de 517 días en el periodo analizado —entre 2017 y 2020— para acceder a las terapias innovadoras. Mientras, en Alemania y Dinamarca este periodo se reduce a 133 y 176 días respectivamente. Como otras referencias, en Albania asciende a 882 días y en Rumanía a 899.

Por su parte, el informe de Sanidad especifica que las compañías tardan 102,8 días de media en solicitar precio y reembolso en España, tras la autorización por parte de la Comisión Europea (CE). Esta sería, así, la parte de tiempo del cómputo general ‘no atribuible’ o dependiente a la Administración. Finalmente, el tiempo que transcurre desde la presentación de la oferta hasta su resolución (en la que interviene la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia y la Comisión Interministerial de Precios) es de 269,25 días.

“Esto significa que los pacientes oncológicos españoles están perdiendo oportunidades de acceso a fármacos y, con ello, de mayor supervivencia”

Mariano Provencio, presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP)

“El ritmo de aprobación de fármacos innovadores ha sido tremendamente lento e ineficiente en el último lustro. Esto significa que los pacientes oncológicos españoles están perdiendo oportunidades de acceso a fármacos y, con ello, de mayor supervivencia. Hay que evitar ralentizaciones y dilaciones innecesarias”, puntualiza Mariano Provencio, presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), quien se pregunta si es necesario la evaluación sucesiva por los comités de Índice de Posicionamiento Terapéutico (IPTs) tras la aprobación de la Agencia continental EMA. “Se debe pedir transparencia de todo el proceso negociador para esta incorporación, tanto a la industria farmacéutica como al Ministerio” argumenta el presidente del GEPC.

Dr. Mariano Provencio
Mariano Provencio, Grupo Español de Cáncer de Pulmón.

En cuanto a las restricciones de prescripción y uso, el informe de la EFPIA indica que un 40% de los medicamentos oncológicos aprobados en España tenían asociado algún tipo de restricciones para su empleo (financiado) en diciembre de 2020.  Por otro lado, el 39% de los 41 medicamentos aprobados por la CE/EMA (16 fármacos) no estaban disponibles en España en ese mismo periodo.

“Hay que mirar cómo están organizando sus sistemas de acceso otros países de nuestro entorno. Es esencial incorporar personal técnico e independiente en la toma de decisiones. Se trata de un problema que afecta e impacta sobre toda la población, por lo que el trabajo multidisciplinar es fundamental. Así, se garantizará que todos los actores implicados en el proceso, o la mayoría, tengan voz”, subraya Rafa López.

“Debe prevalecer la investigación sobre la economía. Especialmente, en aquellas situaciones en las que la enfermedad está en progresión y puede existir un tratamiento que mejore su curso de una forma importantE”

Rafael López, presidente de la Fundación ECO

El coste de la innovación

El informe del Ministerio detalla que el importe que el Gobierno español dedica a medicamentos oncológicos ascendió a 3.110 millones de euros en 2021, lo que corresponde a un 16,19 por ciento respecto al total del gasto público en medicamentos en dicho ejercicio. Este ascenso trascurre en paralelo al aumento en la administración de fármacos oncológicos. Y es que la incidencia del cáncer en España ya supera un cuarto de millón de nuevos casos cada año.

El presidente de la Fundación ECO recuerda que, a pesar de los costes que generan la innovación y los fármacos, y siendo conscientes que los sistemas públicos deben garantizar el equilibrio y la sostenibilidad del sistema, “debe prevalecer la investigación sobre la economía. Especialmente, en aquellas situaciones en las que la enfermedad está en progresión y puede existir un tratamiento que mejore su curso de una forma importante”, incide el oncólogo.

El documento arroja que tanto en el número de envases prescritos como en el gasto farmacéutico asociado hay un incremento en el último año del 5,1 y el 16,9 por ciento respectivamente.

El Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) forma parte del SNS y debe pensar en su sostenibilidad, pero el gasto en medicamentos oncológicos no es el mayor de todo el gasto sanitario. Se debe agilizar la llegada de la innovación al paciente porque, más allá de cifras, se trata de personas que no pueden esperar meses o años a tener un fármaco disponible”, señala por parte de esta entidad su presidente, Mariano Provencio.


También te puede interesar…