GM Madrid | martes, 04 de abril de 2017 h |

El Círculo de Bellas Artes de Madrid acogerá durante los días 6 y 7 de abril a más de 300 especialistas involucrados en la prevención, el diagnóstico y tratamiento del cáncer, con un mayor porcentaje de oncólogos médicos, con motivo de la XIII edición del Simposio Abordaje Multidisciplinar del Cáncer, organizado por la Fundación Universidad Francisco de Vitoria. Durante estas dos jornadas, más de 60 ponentes y moderadores debatirán sobre las novedades diagnósticas y terapéuticas en el tratamiento personalizado, la inmunoterapia, el cáncer de mama y ginecológicos, pulmón, piel y melanoma, digestivo, cabeza y cuello, tumores urológicos y endocrinos. Tal y como afirma Alfredo Carrato, Catedrático y Jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid), el objetivo de este simposio es “demostrar que la incorporación de los nuevos fármacos y estrategias terapéuticas optimizan sus resultados cuando se desarrollan en el contexto de un equipo multidisciplinar, con un mayor beneficio para el paciente”. “Sólo así se podrá conseguir que las inversiones en la salud de nuestros pacientes que hace el sistema sanitario tengan un buen retorno y sigamos ganándole terreno a la enfermedad”, ha afirmado Carrato recalcando la necesidad de aunar esfuerzos frente a una enfermedad cuya incidencia sigue globalmente creciendo, manteniéndose como la primera causa de muerte en nuestra sociedad. Es en pro de esta multidisciplinariedad por lo que este simposio se dirige a oncólogos médicos, radioterápicos, cirujanos, patólogos, radiólogos, epidemiólogos, personal sanitario, biólogos moleculares y otros profesionales de diferentes ámbitos bajo un mismo objetivo: mejorar la calidad asistencial y las tasas de curación y de supervivencia de estas enfermedades oncológicas.

Durante esta edición se presentarán las últimas técnicas preventivas, diagnósticas y terapéuticas, incluyendo nuevos fármacos, en cada tipo de tumor, así como nuevas estrategias que mejoran los resultados obtenidos en años anteriores. Entre ellas destacan los avances en inmunoterapia, que han conseguido importantes progresos en tumores avanzados que hasta ahora eran intratables; y en medicina de precisión, que prospera identificando biomarcadores que caracterizan a determinados grupos de pacientes que se benefician de un tratamiento concreto. Y es que la medicina personalizada y su capacidad de arrojar luz sobre el conocimiento profundo del comportamiento de cada tumor parece ser la vía de futuro ante una enfermedad que, tal y como afirma Carrato, “es heterogénea y tiene una realidad dinámica pues cambia constantemente en función de su crecimiento, localización y de los tratamientos recibidos”, entre otros factores.

Aproximarse a esta medicina del futuro exige cambios relevantes organizativos y de gestión con la participación tanto de los especialistas involucrados, como de los pacientes, ciudadanos, gestores y políticos. Es un trabajo arduo mediante el que, gracias a encuentros como este simposio y a los numerosos investigadores que lo hacen posible, cada vez se está más cerca de la innovación, los tratamientos personalizados y la multidisciplinariedad, que arrojarán importantes beneficios en la calidad asistencial y las tasas de curación y supervivencia de los pacientes con cáncer.