C.M.L. | miércoles, 25 de abril de 2018 h |

Probablemente le recuerden de su etapa como vicepresidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Domingo A. Sánchez Martínez, actualmente residente de Oncología Médica en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca en Murcia, se presenta a las elecciones de la OMC para la vocalía la Vocalía de Formación y Promoción de Empleo. Sánchez está convencido de que “son numerosísimas las oportunidades de mejora y de cambio que se pueden llevar a cabo, si bien mi experiencia en el colectivo estudiantil me ha hecho ver que por mucho que uno se motive y tenga claro hacia dónde quiere ir, las cosas no se consiguen si detrás no existe un equipo de trabajo que complemente esa visión y que potencie las acciones”, explica.

En esta línea, apuesta por la creación de un grupo de trabajo o “mesa de residentes” donde se estructuren áreas y cooperen para tener una visión más completa y profunda de la realidad del colectivo. De igual forma, tras la última modificación de los estatutos de la OMC donde se han agrupado dos vocalías que antes tenían su representación por separado (Formación y Empleo), Sánchez indica que se hace necesaria una potenciación de las diferentes áreas por separado y buscando la forma de compartir aquellas reivindicaciones que sean propias de ambos colectivos para dotarlos de mayor impacto. “Todo ello haciendo de la situación actual de finalización del MIR y entrada en un sistema que genera un empleo precario, un continuum”. A su juicio, la vertebración de la vocalía debe ir encaminada a la potenciación de las dos ramas que la componen. Es por ello, que para mejorar y tener constancia del seguimiento de los temas que aquí se trabajen, sería interesante estudiar la figura de las “Vicevocalías” que llevase a cabo el manejo más profundo de los temas que componen cada una de las ramas que han dado origen a la nueva vocalía.

Como explica Sánchez, la actual situación del colectivo MIR y las diferentes estructuras de participación y representación hacen necesaria la mejora del MIR en sus diferentes vertientes, Así, sus objetivos son:

1.- Estudiar la realidad actual de las secciones en cada colegio y el funcionamiento de las estructuras de representación, impulsando la creación de mesas de residentes o estructuras similares donde no las haya.

2.- Promover la participación e implicación de los residentes en los órganos, asociaciones, comités, etc. que trabajan las cuestiones relativas a los médicos en formación sanitaria especializada.

3.- Impulsar una colaboración real entre los representantes de residentes, estableciendo alianzas intersectoriales.

Tampoco se olvida del papel de los tutores. ”La existencia del médico en formación sería imposible sin la figura del Tutor”. Por ello, la colaboración con los tutores se hace imprescindible para potenciar aquellos

mensajes que trabajen en la línea de mejorar la adquisición de competencias y habilidades por parte de los mismos.

Modelo Incido

Existen algunas herramientas que pueden ayudar a poner de manifiesto los puntos de mejora en la Formación Sanitaria Especializada, si bien, una de las acciones a desarrollar puede ser el implantar un sistema de notificación de incidencias en la docencia (modelo INCIDO) que permita a los agentes sindicales, colegiales, etc. tener conocimiento, mediar e intervenir en los problemas declarados durante la Formación Sanitaria Especializada. “La formación del residente MIR es un proceso importante para adquirir las competencias y habilidades necesarias para ejercer las diferentes especialidades médicas, pero durante el mismo son muchas las situaciones que pueden generar un incipiente Burnout de ese médico en formación.

Por tanto trabajar en herramientas que prevengan y alerten sobre el Bournout existente en la profesión médica es importante para evitar cultivar el germen que desarrolle ese estado y acabe generando un médico enfermo”.

Empleo

En cuanto a las iniciativas centradas en el empleo, y sin olvidar todo lo que está ocurriendo en la esfera política. Sánchez apuesta por continuar la labor de las encuestas nacionales de empleo de la OMC. Junto a ello, impulsar la creación de un posible observatorio “para el adecuado cumplimiento de las condiciones laborales que ayude y potencie la labor de los sindicatos, puede ser clave de cara a trabajar aspectos como el Burnout médico y situaciones que pongan en riesgo una buena relación médico-paciente”. Además, considera que hay que estudiar la inserción laboral y precariedad de los egresados de la Formación Sanitaria Especializada, ayudándonos de modelos conocidos como el modelo de encuesta empleabilidad, así como reclamar un análisis de necesidades de plazas MIR por CC.AA. y especialidades debe ser un aspecto clave a trabajar en el

ámbito de la vocalía centrada en la promoción de empleo. “Debe de ser un papel de la vocalía trabajar activamente con las fuerzas sindicales para potenciar el que exista un incremento en el tiempo de atención al paciente (sobre todo en las consultas de Atención Primaria), realizar una moratoria en la Carrera Profesional, trabajar en la recuperación del poder adquisitivo perdido durante los recortes en Sanidad y exigir la reactivación de la citada Carrera Profesional para los no fijos y la creación de bolsas de trabajo en hospitales donde no existan”.

Con todo, explica que la OMC también debe tener un papel activo en el asesoramiento de los médicos en situación de empleo precario que se encuentren en búsqueda de empleo a través de la realización de seminarios de ayuda a la búsqueda de empleo en España y la Unión Europea así como la realización de seminarios para elaboración de Curriculum Vitae, acceso o búsqueda de empleo por Internet, como realizar una entrevista, búsqueda de trabajo en el extranjero.