La Estrategia Farmacéutica Europea continúa avanzando. A finales del pasado mes de mayo, la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, presentó a la Eurocámara un informe sobre la estrategia en el que establecía varias prioridades que deben estar presentes durante el desarrollo del plan.

Dolors Montserrat, portavoz del PP en el Parlamento Europeo y ponente del informe de la Estrategia Farmacéutica Europea.

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI) sigue analizando la estrategia. La votación en el ENVI está prevista para el próximo 11 de octubre y la votación en el Pleno se realizará en la sesión del mes de noviembre.

Según Montserrat, se han presentado más de 100 enmiendas. “Se han hecho propuestas muy relevantes desde todos los grupos políticos. Estoy segura de que vamos a poder elaborar un texto completo que aborde todos los temas planteados“, destacó la eurodiputada durante su intervención en la reunión del 1 de julio del Comité Especial de Lucha contra el Cáncer (BECA).

Garantizar medicamentos innovadores

Montserrat destacó los puntos más importantes de la estrategia y del informe –del que ella es ponente– en relación con el cáncer, los medicamentos innovadores y la fijación de precios. La eurodiputada popular apuntó a la necesidad de disponer de medicamentos, sobre todo, para luchar contra el cáncer.

Y, para ello, aseguró, es necesario un sistema con incentivos para que se desarrollen medicamentos innovadores. Además, considera importante la creación de un marco europeo “que guíe nuestra reglamentación y nos ayude a elaborar planes nacionales para luchar contra esta enfermedad”. Precisamente, Montserrat afirmó que está de acuerdo con la Comisión Europea sobre la necesidad de realizar una “revisión profunda” de la reglamentación para poder garantizar el acceso a los medicamentos innovadores contra el cáncer.

Asimismo, en el informe el PPE pide reducir los plazos y dar incentivos al desarrollo de los medicamentos pediátricos. “Todos los pacientes deben tener un acceso igualitario a los medicamentos”, instó la eurodiputada. “Necesitamos centrarnos en los pacientes en todas las políticas para garantizar la igualdad en acceso a los tratamientos, acortar los plazos y controlar los precios”, añadió.

“En el informe pedimos nuevas medidas para evitar la escasez de medicamentos y para ver cuáles son los motivos que hacen que los precios aumenten. Tenemos que mejorar la transferencia de costes y la disponibilidad de medicamentos“, resaltó Montserrat. En este sentido, sugirió fijar los precios en base a nuevos criterios: resiliencia, el valor de las ventajas que aporta un medicamento o el uso de fondos públicos.

Entrada de medicamentos en el mercado

Para abordar el retraso de la llegada de medicamentos al mercado, Montserrat enumeró 7 medidas:

  1. Trabajar con las Agencias, con la Agencia Europea del Medicamento (EMA), y fijar unos plazos para entrar en el mercado.
  2. Procedimientos reglamentarios más flexibles y centrarnos en el rigor científico. Facilitar la contratación pública para medicamentos de emergencia, como hicimos con las vacunas COVID-19 y ha ocurrido en el pasado con otras iniciativas.
  3. Fomentar el enfoque ‘One Health’, una única salud. Tener en cuenta todo el ciclo de vida de los medicamentos, su efecto en el medio ambiente y los animales, qué medicamentos pueden arriesgar nuestra vida o cómo el mal uso o el exceso del uso de medicamentos puede llevar a la resistencia antimicrobiana.
  4. Fomentar los tratamientos y diagnósticos genéticos. Estas innovaciones tienen un gran impacto en la eficacia de los tratamientos con una única aplicación y nos ayudan a detectar las causas de las enfermedades, especialmente del cáncer o el cáncer pediátrico. Pueden salvar o cambiar vidas, y también contribuyen a la sostenibilidad de nuestros sistemas sanitarios. Pero necesitamos marco regulatorio adecuado. En línea con los avances científicos y tecnológicos, deben garantizar la seguridad e igualdad en acceso y fomentar la colaboración público-privada en la I+D.
  5. Crear un espacio de datos sanitarios para fomentar un intercambio de información y de conocimiento entre Estados miembro y para que haya más interacción entre los académicos y los expertos sobre el terreno.
  6. Garantizar la plena aplicación del reglamento de ensayos clínicos, que será obligatorio a partir del 31 de enero de 2022. Se trata de que haya procesos de armonización para las pruebas que se realizan en investigación de los Estados miembro, mejorar la colaboración, compartir información, toma de decisiones junto con otros Estados, aumentar la transparencia de estos ensayos clínicos y mejorar las normas en materia de seguridad.
  7. Impacto de la COVID-19 y la disponibilidad de medicamentos y aprobación de nuevos medicamentos: medidas para dar respuesta a la escasez del suministro de medicamentos y otros productos sanitarios y reducir los retrasos de la llegada de medicamentos al mercado en situaciones de emergencia.

También te puede interesar…