La gripe es un problema de salud pública y la amenaza de una pandemia sigue muy presente. Pilar Guijarro, directora general de Salud Pública de la Junta de Extremadura, dice que no quiere ser “catastrofista”, pero asegura que habrá una nueva pandemia de gripe. Por ello, “debemos mantener la vigilancia y prepararnos, porque los costes de una pandemia siempre son muy superiores a los costes de la prevención“, ha apuntado.

Asamblea de Extremadura

Durante la sesión “La vacunación antigripal en Extremadura: relevancia, tecnología y estrategias“, organizada por la Asociación Española de Vacunología (AEV), con el apoyo de KREAB, y celebrada en la Asamblea de Extremadura, Guijarro ha explicado que la vigilancia debe ser epidemiológica y virológica. “Desde Salud Pública, debemos tener la capacidad de detectar precozmente los virus circulantes, evaluar la difusión a la población y hacer un intercambio rápido a nivel local, nacional e internacional”, ha indicado. Estos son los “ejes básicos” que tiene la vigilancia de la gripe actualmente.

“Los costes de una pandemia siempre son muy superiores a los costes de la prevención”

Pilar Guijarro, DG de Salud Pública de la Junta de Extremadura

Concretamente en Extremadura, para hacer esta vigilancia, disponen de 22 médicos de familia y 3 pediatras de Atención Primaria que cubren una población de 21.525 habitantes (2,02 por ciento de la población extremeña). “Un reto para el año que viene en el que ya estamos implicados es aumentar estas cifras al doble”, ha aseverado la DG de Salud Pública regional.

La vacunación, un hábito de vida saludable

Ana Grandes, vocal de la Junta Directiva de la AEV, ha coincidido con Guijarro en que la vigilancia de los virus respiratorios es muy importante. “En la sexta ola de COVID-19, cayó la incidencia del virus respiratorio sincitial (VRS) y de la gripe, pero los virus respiratorios no se van y tenemos que aprender a convivir con ellos”, ha señalado.

Por ello, tal y como indicaba Guijarro, la prevención es crucial. Y Grandes, como firme defensora de la vacunación, ha señalado que debe considerarse como un “hábito de vida saludable, igual que la dieta o el ejercicio”. “Las vacunas cambian nuestras vidas; están presentes en nosotros antes de nacer, ya desde el embarazo, y estarán a lo largo de toda nuestra vida”, ha afirmado. Y es que la experta de la AEV ha resaltado la gravedad que conlleva la enfermedad gripal: “Cada año, mueren en el mundo hasta 650.000 personas por causas relacionadas con la gripe sin que esa sea pandemia; cuando la hay, la mortalidad es mucho mayor”, ha indicado.

“La gripe no es un cuadro catarral, es una enfermedad que aparece de forma súbita, provoca fiebre y se suelen tener síntomas respiratorios y, a veces, digestivos, en una persona sana. Pero en una persona mayor de 65 años, donde el sistema inmune no funciona de la misma manera, en un inmunodeprimido, en un niño pequeño o en una mujer embarazada, el riesgo es mayor y supone una elevada carga de hospitalizaciones y de consultas de Atención Primaria. Por tanto, la gripe no es una enfermedad banal“, ha explicado.

Asimismo, se ha observado que cuando la COVID-19 empezó a bajar, la gripe subió. “Estamos viendo coinfecciones por virus y la evolución de los pacientes suele ser peor. Si tenemos vacunas con una efectividad elevada, tenemos que usarlas, porque harán que tengamos una evolución mejor”, ha destacado.

“Si tenemos vacunas con una efectividad elevada, tenemos que usarlas”

Ana Grandes, vocal de la Junta Directiva de la AEV

Además, ha querido poner de manifiesto la importancia de la vacunación en las embarazadas. Sin embargo, en España, en este grupo de población “las coberturas de vacunación son muy bajas y tenemos que ver fórmulas para mejorar”. “Uno de los hándicaps es que no se les informa a las embarazadas de la importancia real que tiene la gripe”, ha lamentado. 

Una inversión rentable

En opinión de Pepe Martínez Olmos, exsecretario general de Sanidad del Ministerio de Sanidad, exportavoz en la Comisión de Sanidad del Congreso y Senado y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, la inversión en vacunas debe ser una inversión rentable, “haciendo que el precio sea el mejor posible para las arcas públicas”.

Del mismo parecer es Pilar Guijarro, quien ha señalado que se debe hacer “un esfuerzo para que las vacunas sean sostenibles“. “La vacunación de la gripe no es una vacunación de un país desarrollado, sino que la salud es global, total e integral”, ha expuesto.

De este modo, Olmos aboga por que organizaciones empresariales que buscan soluciones en el ámbito farmacéutico y de las vacunas, profesionales sanitarios y autoridades sanitarias trabajen unidos para permitir “la disponibilidad de recursos y que sea también con precios lo más competitivos posibles”.

En este sentido, el exsecretario de Sanidad del Ministerio ha mencionado la compra centralizada. “Además de permitir la equidad, se puede planificar qué grupos diana son los prioritarios y, por tanto, el número de dosis que se necesitan”, ha concluido.


También te puede interesar…