Premios BiC
ISPOR

br

Jordi Montaner Barcelona | viernes, 26 de octubre de 2018 h |

El valor de la innovación frente al coste en farmacia fue uno de los temas abordados esta semana en el Colegio de Economistas de Cataluña (CEC) en el transcurso de un almuerzo-debate que tuvo por invitado principal a Guillem López-Casasnovas y que sirvió para presentar el Ispor 2018.

Lluís Bohigas (Comisión de Economía de la Salud del CEC) moderó el mediodía de ayer un debate acerca de los retos en cuanto a coste/efectividad que presenta la innovación terapéutica y que, al mismo tiempo, situó en términos de actualidad y discusión la próxima celebración del congreso del Ispor (International Society of Pharmacoeconomics and Outcomes Research) .

Una treintena de asistentes (economistas, gestores de salud y representantes de la industria farmacéutica) se congregó esta semana en la sala de actos del CEC para abordar el espinoso tema del coste/eficacia de los medicamentos en nuestro sistema de salud.

Un ejemplo práctico

Bohigas inauguró el debate mostrando dos cajetines de medicamentos: uno relativo a un anticancerígeno de 50.000€ que alarga dos meses la supervivencia de un grupo seleccionado de pacientes, y otro relativo a un analgésico comercializado hace más de cien años con un precio de 25 céntimos por pastilla… ¿Está justificado que el primero valga 200.000 veces más que el segundo? ¿Es el primero demasiado caro, o el segundo demasiado barato? El representante del CEC dijo que, para ahondar en estas cuestiones, el Ispor celebraría un congreso internacional en Barcelona el mes que viene y dio paso a su representante, Carme Pinyol, (presidenta de Ispor España).

Pinyol explicó que el Ispor es una sociedad internacional sobre farmacoeconomía y resultados en salud que reuniría a sus socios europeos en Barcelona, del 10 al 14 de noviembre y con más de 5.000 inscripciones.

Por su parte, López-Casasnovas denunció que, en la actualidad, existen dudas razonables acerca de la capacidad de nuestro sistema para confrontar el crecimiento en cuanto a costes de la oferta farmacéutica”. Recordó que para las administraciones hoy cuenta tanto la sostenibilidad de un nuevo agente como su solvencia terapéutica.

“¿Afecta el reembolso de los medicamentos al ritmo de las innovaciones propiamente clínicas?” Los economistas, dijo, aún no han cerrado el debate sobre si una mayor o menor implicación de la industria farmacéutica en innovación redundirá en su balance de resultados. López-Casasnovas evocó las conclusiones de Lakdawalla, de junio de este año, en las que se certifican dos aspectos cruciales: “A más innovación, más gasto farmacéutico; pero, a menos investigación, mayor pérdida de vidas humanas…”

El ponente invocó una máxima del Ispor —con título de programa televisivo—: el precio justo. Abogó, además, por una transparencia de precios y costes, la promoción de aquellas innovaciones que tengan un elevado valor sociosanitario, la negociación abierta de “precios demasiado elevados”, que desde las administraciones se fomenten más servicios terapéuticos (en vez de más productos terapéuticos), que se exploren sistemas de pago no lineales y plataformas de diálogo de industria y administraciones.


Para la administración cuenta tanto la sostenibilidad de un nuevo agente como su solvencia terapéutica



La sociedad internacional Ispor reunirá a más de 5.000 especialistas del 10 al 14 de noviembre en Barcelona