Premios BiC

La COVID-19 sigue circulando en España y ya hay 120 brotes activos y 2.139 casos, según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad. El más preocupante sigue siendo el de Lleida, que acumula 1.600 casos en una veintena de focos activos.

En este sentido, el Govern catalán ha aprobado este lunes en Consell Executiu extraordinario un Decreto Ley que autoriza a los profesionales sanitarios a tomar medidas de “limitación a la actividad, el desplazamiento de las personas y la prestación de servicios en determinados ámbitos territoriales”.

El Ejecutivo catalán faculta así al personal sanitario a tomar “las medidas que consideren necesarias” durante situaciones de pandemia como la actual derivada del coronavirus, ha informado el Ejecutivo catalán en un comunicado, sobre un decreto anunciado este mismo lunes por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, para “reforzar” la decisión de confinar la comarca del Segrià (Lleida) después de que un juzgado de la misma provincia se opusiera a esa decisión.

Baja la media de edad

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado en ruedad de prensa que la edad media de hombres diagnosticados de Covid-19 en la actualidad se sitúa en los 46,3 años y la de las mujeres en los 50,5 años. “Los mayores incrementos que estamos observando afectan a menores de 50 años, incluidos los menores de cero a cuatro años. Estos grupos suelen ser también los que pasan la enfermedad de forma más leve, por lo que la epidemia actualmente es diferente a la que hemos vivido”, ha recalcado Simón, para advertir de que esto implica que el virus afecte también a los colectivos más vulnerables.

Dicho esto, Simón ha hecho un llamamiento a los jóvenes para que se conciencien de que la llamada ‘nueva normalidad’ “no es volver” a lo mismo de siempre, sino que es divertirse de “otra manera”. “Hay que tener cuidado de moverse con un número excesivo de grupos diferentes, y uno tiene que aprender a valorar mejor a sus amigos más cercanos”, ha dicho.

Asimismo, Simón ha señalado que la ‘nueva normalidad’ lleva consigo el control de brotes antes de que se produzca una transmisión generalizada, lo que conlleva que en momentos concretos y en zonas concretas se pueda hacer una restricción de movimiento.

Actualmente hay 15 provincias en los que hay incrementos de transmisión pero en poblaciones “relativamente pequeñas”. “Estas comunidades están actuando y controlando los brotes y están haciendo una detección mucho más exhaustiva que antes, por lo que tiene un impacto en el incremento de la incidencia, lo que hace que actuemos más”, ha zanjado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.