Premios BiC

Los pacientes dados de alta hospitalaria que todavía tiene alguna sintomatología y no tiene una prueba negativa de laboratorio puede tener capacidad de transmisión del Covid-19. Una vez en los domicilios, las personas que estén dadas de alta hospitalaria deberán permanecer en cuarentena 14 días o hasta tener la primera prueba negativa del coronavirus para evitar posibles contagios.

Así lo ha explicado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, durante la comparecencia que evalúa el seguimiento del coronavirus.

La transmisión que pueda suponer un paciente que ha sido dado de alta “probablemente sea menor que una persona en los primeros días de desarrollo de síntomas, hasta el sexto día que es cuando el virus es más transmisor”, ha explicado Simón.

El responsable ha afirmado que cuando una persona tiene aún sintomatologías leves, “puede seguir el tratamiento hasta el final en el domicilio”. Estas circunstancias se llevarán a cabo con la resolución pertinente de dudas de todos los médicos y explicaciones necesarias.

En este sentido, el director del CCAES ha explicado que este mecanismo trata de favorecer la capacidad de los hospitales “para atender a los pacientes que realmente lo necesitan”.

Aviso de la OMS

Hace unas horas, la Organización Mundial de la Salud ya advertía de esta situación. El director general, Tedros Adhanom, advertía de los riesgos que podían suponer las personas que estaban dadas de alta.

Tedros añadió además que las personas que se encarguen de cuidar a los pacientes dados de alta no deben pertenecer a grupos de riesgo y deben tener buena salud.

Datos actualizados a 17 de marzo

En las últimas 24 horas se han diagnosticado 1.987 casos nuevos. Desde el inicio de la epidemia, el total de los casos asciende a 11.178. Un 17% mas de lo observado el día anterior.

Del total de 11.178 casos, se han hospitalizado un 46 por ciento, 5.136 pacientes. En relación a los pacientes ingresados en UCI, están registrados 563 pacientes, un 5 por ciento del total.

Un 4 por ciento de los diagnosticados han fallecido, 491. Este número “está por encima de lo esperado”, pero Simón ha recordado que tiene mayor peso el brote producido al comienzo de la epidemia.

Las personas dadas de alta son 1.028, un 9 por ciento del total. Este número está incrementándose de forma progresiva. Por otra parte, el promedio de la enfermedad en personas ingresadas en la UCI puede ser de 14 a 28 días. Simón ha anunciado que esperan tener cerca de un 10 por ciento de personas dadas de alta y que en la Comunidad de Madrid ya alcanza el 19 por ciento.

Como en los días anteriores, la distribución por comunidades autónomas no ha cambiado sustancialmente. Madrid ya no representa el 50 por ciento de los casos, la cifra baja al 43 por ciento con 4.871 diagnosticados. Cataluña es la segunda comunidad con mas casos registrados, cuenta 1.394.

Madrid, Cataluña y La Rioja encabezan las regiones con más casos. Las otras comunidades van aumentando la transmisión y aumenta progresivamente el numero de casos.

Profesionales sanitarios infectados

En España, el número de profesionales sanitarios que se han infectado del coronavirus asciende a 455, la mayoría de ellos con un cuadro clínico “muy benigno”, ha señalado Simón.

El responsable admite que “es un número no deseable, pero que es un cuadro muy benigno y hay que apartarlos del sistema sanitario”. Esta situación ha provocado algunos momentos de sobrecarga, aunque es conveniente recordar que profesionales no registrados en el Sistema Nacional de Salud han ofrecido sus servicios para ayudar a frenar y parar el coronavirus.

Así mismo, se está realizando una redistribución de los materiales sanitarios a los lugares en los que hay mayor necesidad.

Atencion asistencial

Desde el ministerio, se ha anunciado la existencia de un procedimiento que pretende mejorar las capacidades del sistema asistencial para tratar a los pacientes que requieren atención hospitalaria.

Simón ha señalado que un porcentaje alto de los casos diagnosticados en España no requieren asistencia hospitalaria. Esta situación explica que los pacientes puedan ser tratados en domicilios a medida que la carga hospitalaria es mayor.


Noticias relacionadas: