Premios BiC

El Ministerio de Sanidad ha notificado 5.478 casos nuevos de coronavirus. En base a estas cifras, el incremento en este número es de un 4 por ciento respecto, un punto porcentual por encima de lo anunciado en la jornada anterior. Este mismo aumento se ha dejado notar en el aumento de nuevos fallecimiento, que ascendieron a 743.

Sin embargo, María José Sierra ha reafirmado que la remisión continúa y que este pequeño repunte “se debe al ajuste de datos que se produce el fin de semana”. “Lo que ocurre es normal en todas las notificaciones de enfermedades. Hay ciertas oscilaciones especialmente en fin de semana, que a lo mejor la notificación no es tan puntual”, ha señalado.

De hecho, la jefa de área del CCAES ha querido continuar con otra noticia positiva respecto a datos. Sumado al cambio de tendencia en positivo del pasado 25 de marzo, apuntó hacia 2 de abril como otra fecha de igual efecto. En este sentido ha resaltado la eficacia de las medidas de distanciamiento social.

La misma evolución descendente se refleja también en los casos de hospitalizados y pacientes en UCIs. Según la epidemióloga, las consejerías transmiten que, aunque despacio, “empieza a bajar la presión asistencial”. Asimismo, las altas se cuentan ya en 43.208 personas, lo que corresponde a algo más del 30 por ciento de los notificados.

Inmunización y proceso de desescalado

En lo que respecta al desescalado paulatino de medidas que se espera, no existen todavía estimaciones sobre el tiempo que este período pueda durar. “Venimos trabajando en esta fase de transición. Ahí es donde tendremos que intensificar la vigilancia y la detección precoz“. Asimismo, y a respuesta de los medios, Sierra ha reconocido que uno de los aspecto clave que se está discutiendo es si este desescalado se producirá en función de la situación de cada autonomía.

Por otro lado, la responsable del CCAES ha apuntado que el diseño del estudio de seroprevalencia está prácticamente cerrado y que se realizará en las próximas semanas. No obstante, ha indicado que la logística “no es fácil” y que cuando tengan resultados de los mismos, serán comunicados. Una tarea en la que participa el Instituto de Salud Carlos III, pero también el INE, quien prestará apoyo en el muestreo.