El debate sobre la salud mental post COVID continúa incrementando su alcance y, en esta ocasión, ha arribado el Pleno del Congreso de los Diputados. Lo ha hecho de nuevo de la mano de Ciudadanos, después de que se le diera la espalda a una moción consecuencia de interpelación muy similar presentada por el partido naranja en el Senado. Así lo ha defendido Guillermo Díaz, portavoz de Sanidad de la formación en la Cámara Baja, en una Proposición No de Ley (PNL) que centraba sus alusiones en los jóvenes pero que también incidía en un nivel más general en “curar la herida provocada por la pandemia que se ha generado en la salud mental de los españoles”.

Díaz habló así de “segunda oportunidad a los miembros del Gobierno de coalición y los partidos nacionalistas aledaños” para que rectifiquen su error de no respalda la iniciativa en la Cámara Alta, que fue presentada por la senadora de C’s, Ruth Goñi. “Proponemos un plan de choque que salga del Consejo Interterritorial para atender los problemas de salud mental de aquellos colectivos que se han visto especialmente afectados durante la COVID-19″, explicó.

La PNL abogaba también en sus líneas por incluir la promoción de la salud y bienestar emocional de los jóvenes como una línea estratégica dentro del Plan Estatal de Investigación (reto de Salud, cambio Demográfico y Bienestar). Asimismo, apostaba por desarrollar y potenciar la atención a menores de edad en la nueva Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud.

“Les proponemos sacar a la salud mental del vagón de cola, la otra gran pandemia silenciosa que es como una ola invisible”

Guillermo Díaz, portavoz de Sanidad del GPCs en el Congreso

“¿Cuántos padres ven que sus hijos tienen problemas para dormir? ¿Lo sabemos? ¿Quiénes tienen falta de concentración para estudiar o desgana a la hora de volver a salir a la calle cuando han podido?”, ha preguntado Díaz. “Les proponemos sacar a la salud mental del vagón de cola, la otra gran pandemia silenciosa que es como una ola invisible”.

Profesionales y suicidio

El diputado de Ciudadanos quiso hacer mención especial al importante revés moral sufrido por los profesionales sanitarios. “Han visto cómo se les morían más pacientes que nunca, han trabajado horas, días y semanas sin descanso”, ha subrayado. Así las cosas, ha destacado que sus hombros fueron el soporte del sistema durante la etapa más dura de la pandemia “pero esos hombros se han lesionado, tienen serios problemas de ánimo“.

El portavoz del GPCs en la Comisión de Sanidad se ha referido también al “gran mal silenciado del suicidio”, el cual “queremos que esté también en esta iniciativa”. En este sentido, ha reseñado que “todos los días suicidan diez españoles” apuntando también a los supervivientes como las otra grandes víctimas que necesitan un correcto tratamiento.


También te puede interesar…