Premios Fundamed
GM | martes, 07 de enero de 2020 h |

Tras haber sido investido presidente en segunda votación, Pedro Sánchez se encuentra ya en disposición de poner en marcha real un nuevo Ejecutivo. Después de haber sido rechazado en la sesión celebrada el sábado, se ha obtenido este martes una mayoría simple en favor del candidato socialista. Ante la noticia de este nuevo gobierno de coalición liderado por el Sánchez, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha recibido esta con “cautela”.

La organización ha destacado, sin embargo, lo positivo de que de nuevo haya un interlocutor con quien sentarse a trabajar. Según afirma Gabriel del Pozo, secretario general de la Confederación, “Eso es precisamente lo que echábamos de menos, alguien con quien empezar a dialogar y con capacidad de acción y toma de decisiones para resolver todos los problemas que llevamos arrastrando desde hace meses”.

En este sentido, Del Pozo añade que esperan “conocer en breve el nombre de este interlocutor, que éste reconozca los problemas que tenemos pendientes de resolver y que nos podamos reunir para debatirlos a la mayor brevedad”.

Peticiones de los enfermeros

Por su parte, el presidente del Consejo General de Enfermería de España, Florentino Pérez Raya, ha pedido al nuevo presidente del Gobierno “capacidad de diálogo y política de Estado”, remarcando también la importancia del “acceso de los ciudadanos a una sanidad pública, gratuita y universal” como un derecho fundamental.

“Pedimos que en todo aquello que afecte a la Sanidad, se apueste por una política de Estado y sus esfuerzos se centren en garantizar el derecho fundamental de todos los ciudadanos a ver atendidas sus necesidades sociosanitarias”, ha explicado en un comunicado.

Asimismo, Pérez ha destacado lo “imprescindible” que es tener un SNS “fortalecido” y con una gestión que “priorice siempre” la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes atendidos. De igual forma, ha señalado la necesidad de dejar atrás el actual sistema “centrado de forma exclusiva en el curar, para dar un giro estratégico hacia otro modelo centrado en el cuidar”. Todo con el fin último de mejorar la calidad de vida y garantía asistencial de las personas, donde las enfermeras juegan un papel “crucial”.