Cataluña ha presentado su programa de proyectos en salud para optar a los fondos europeos Next Generation EU, mecanismo de financiación post COVID de la Unión Europea. Bajo el nombre ‘Salud 2030’, estos pretende transformar el sistema de salud catalán desarrollando y adoptando tecnologías innovadoras y creando empleo para alcanzar un modelo asistencial integrado, resiliente y sostenible, basado en las interrelaciones entre los agentes del sector.

Además, su objetivo es mejorar la capacidad de adaptación del sistema de salud ante situaciones de emergencia o de necesidad de respuesta rápida. Todo mediante la transformación digital basada en el acceso a los datos y la disponibilidad de la información.

El programa prevé una financiación total para la ejecución de los proyectos de 1.950 millones de euros y contempla actuaciones que se correspondan con tres ejes básicos. Uno de ellos establece prioridad a aquella acciones que promuevan la creación en Cataluña de un ‘hub’ de terapias emergentes y medicina personalizada.

Para hacerlo, será necesario consolidar y potenciar la industria propia de terapias avanzadas y bioingeniería e incrementar la capacidad de los hospitales para hacer ensayos clínicos en terapias avanzadas. También aumentar el número de proyectos con inversión privada y de la industria farmacéutica, así como posicionarse como nodo de ensayos clínicos digitales de forma análoga a su posicionamiento en los ensayos clínicos “in vivo” y desarrollar una red de unidades de impresión 3D.

Todo ello, en la práctica, supondrá innovar en trasplante pediátrico, al disponer de un centro de atención de enfermedades minoritarias, al generar una red de unidades de impresión 3D (equipos y biomateriales), e impulsar la medicina 5P (oncología, genómica), así como la medicina regenerativa, la inmunoterapia, la salud mental y la innovación empresarial.

Salud 4.0 e infraestructuras

El segundo de los ejes apunta a los proyectos que supongan una transformación sostenible del sistema, acercando la ‘Salud 4.0’. Así, se apuesta por una reformulación organizativa en los hospitales, donde se innove en procesos asistenciales, se integren nuevas tecnologías y salud digital, con infraestructuras flexibles y adaptables.

También por implantar el modelo CríticCat de UCI smart única en Cataluña, o por soluciones para el nuevo modelo de atención domiciliaria hacia la atención integrada de necesidades sociales y de salud de las personas, entre otras. Ello, según el Gobierno catalán, habrá de traducirse en disponer de UCIs inteligentes interconectadas, conexión 5G, atención domiciliaria (Homespital), teleasistencia, transición energética, domótica a los quirófanos y robótica.

El última de los ejes, por su parte, hace referencia a iniciativas para evaluar el sistema, mejorando la infraestructura de datos. Así, se quiere desarrollar el llamado ‘fecha lake’ para mejorar la atención del paciente. Además, se busca integrar el sistema de biobancos, datos genómicos, proteómicos, epidemiológicas, de imagen, de salud mental, ambientales y clínicas, para su uso en medicina predictiva, preventiva y personalizada.

La finalidad en este apartado sería fomentar la inteligencia y vigilancia epidemiológica (con modelos predictivos), el big data, la inteligencia artificial (para la prevención y el diagnóstico) y la transformación digital.


También te puede interesar…