Catalina García defiende los avances en estabilización y retribuciones acometidos en Andalucía

La consejera se compromete en el Parlamento regional a seguir incrementando plantillas con el reto de incentivar los puestos de difícil cobertura

58
Catalina García, durante su intervención en Pleno.

El Pleno del Parlamento de Andalucía ha sido el enclave en el cual la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, ha hecho uno fuerte defensa de las políticas en recursos humanos de la Junta. Según la responsable, ya desde el anterior mandato —concretamente desde 2019—, el poder adquisitivo de los profesionales sanitarios ha crecido un 14 por ciento. En este sentido, ha recordado que cuando en aquel entonces el Ejecutivo regional encontró una situación de pérdida en este indicador de un 4,44 por ciento.

Por ello, García ha puesto en valor las mejoras laborales llevadas a cabo en los últimos cuatro años, gracias a las cuales se ha avanzado en la equiparación salarial con respecto a la media nacional. Una de ellas, ha destacado, ha sido estabilizar al 65 por ciento de la plantilla. Además, se ha comprometido a situar, antes de 2025, la Tasa de Cobertura Temporal por debajo del 8 por ciento.

Por otro lado, la consejera ha defendido ante el Pleno el aumento de facultativos en el Servicio Andaluz de Salud (SAS). De este modo, ha explicado que ha pasado de tener 17.771 en 2018, a 19.972 actualmente, lo que supone un aumento del 12,4 por ciento.

Plan de futuro

En esta línea, ha asegurado que la Consejería va a “seguir implantando aquellas medidas que han permitido incrementar la plantilla total de profesionales en 30.000 sanitarios desde 2018”, tales como la mejora de las condiciones retributivas y laborales; al aumento, en colaboración con el ministerio, de la oferta anual de formación sanitaria especializada; la prolongación de la edad de jubilación voluntaria de los facultativos a los 70 años; la aplicación de medidas para la atracción de profesionales desde la sanidad pública andaluza e incentivando la contratación de profesionales sanitarios en los puestos de difícil cobertura, especialmente de las zonas rurales.

Catalina García ha añadido que, desde 2018, se ha producido un incremento de facultativos contratados tras su formación en Andalucía, de modo que han pasado de 496 a 681, lo que, ha indicado la consejera, “muestra su fidelidad por la Sanidad Pública Andaluza”. No obstante, ha admitido un “déficit de facultativos en los centros unipersonales y de las zonas más alejadas de las capitales”, y ha adelantado que la Consejería está trabajando en la “incentivación de los puestos de difícil cobertura”.


También te puede interesar…