GM Madrid | miércoles, 26 de octubre de 2016 h |

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández, ha asegurado que Castilla-La Mancha tendrá en el año 2017 “más profesionales sanitarios, más recursos tecnológicos y más actividad en los centros sanitarios”.

Fernández, en una entrevista que ha tenido lugar este miércoles en el programa ‘Castilla-La Mancha Despierta’, de Castilla-La Mancha Media (CMM), ha recordado que entre los compromisos adquiridos por el Gobierno Regional para 2017 destacado la puesta en marcha de un programa de detección precoz del cáncer de cérvix, al que podrán acogerse 525.000 mujeres de entre 25 y 65 años. El consejero ha destacado que este programa se ha iniciado “después de la consolidación de los programas de detección precoz de cáncer de mama y de colon”.

Además, el titular de Sanidad ha explicado, la inclusión dentro de las prestaciones que ofrece el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), del test genético para predecir la evolución del cáncer de mama.

En este sentido, ha detallado que este tipo de pruebas suponen “un gran avance” ya que conllevan, entre otros beneficios, evitar gran parte de los efectos secundarios y secuelas tóxicas de la quimioterapia. Fernández ha insistido en que, con la incorporación de esta prueba, Castilla-La Mancha “se pone al nivel de las comunidades autónomas más avanzadas en esta área”.

También ha hecho referencia a otras medidas a tomar como la determinación de insulina a diabéticos de cero a 18 años sin pinchazo y con parche o la continuación del desarrollo del Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria.

El consejero ha comentado que estos compromisos fueron realizados por el presidente regional, Emiliano García-Page, durante el Debate Sobre el Estado de la Región, añadiendo que, además, está prevista una Oferta Pública de Empleo en 2017 con mil plazas.