Carlos Rus
Premios BiC

“¿Es la sanidad privada un actor eficiente para ayudar a cumplir objetivos deseables por y para todos?”. Es la pregunta que ha puesto sobre la mesa del grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión de Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados Carlos Rus, presidente de la Alianza de la Sanidad Privada Española.

El portavoz ha presentado su propuesta para la mejora de la eficiencia y el fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud sin dejar de insistir en la oportunidad que supone estrechar la colaboración público-privada.

Rus defiende un modelo “equitativo, abierto y de financiación pública. Pero sin olvidar que ya hoy la sanidad supone alrededor del 40 por ciento del presupuesto de las Comunidades Autónomas, con un gasto conjunto de 68.400 millones de euros, que representa el 5,9 por ciento del PIB”.

En este sentido, subraya que “el modelo colaborativo se perfila como una herramienta clave de gestión que ayuda a canalizar la asistencia de pacientes en condiciones de una prestación de calidad”.

En su intervención, Rus insistió en que se necesitan reformas estructurales “para avanzar en el fortalecimiento de la colaboración público-privada y favorecer así la optimización de la gestión sanitaria”.

El portavoz de la sanidad privada ha planteado una reforma del sistema sanitario actual, centrado en la oferta, y con un modelo circular que parte del seguimiento de atención primaria, episodio de urgencias, ingreso hospitalario y posterior seguimiento en consultas externas hospitalarias.

Frente a esta realidad, Rus destacó que “el modelo de futuro debe centrarse en la persona, en sus necesidades, en el riesgo poblacional, mediante servicios de información y a través de nuevas herramientas tecnológicas”.

Los 12 puntos de ASPE para una reforma integral del sistema

  • Criterios de eficiencia en la gestión.
  • Bolsa única para sanidad y dependencia, con una financiación finalista y en base no solo al número de habitantes, sino a su edad y complejidad.
  • Evitar duplicidades y solapamientos de servicios. “¿Cuántas pruebas se realizan de forma innecesaria por el muro informativo levantado entre pública y privada?”, repasó en este punto.
  • Toma de decisiones en base a resultados en salud y satisfacción de los pacientes, no en premisas ideológicas.
  • Regular el papel de las aseguradoras en el ámbito de salud, garantizando el mantenimiento de la accesibilidad y calidad, así como el pago justo a los profesionales.
  • Corresponsabilidad del ciudadano. Fomentar la educación socio-sanitaria, que facilitara y mejorara el seguimiento terapéutico y la atención domiciliaria.
  • Cambios estructurales provisión, con más centros de media y larga estancia, un abordaje específico de la cronicidad y mayor desarrollo de la atención telemática y domiciliaria.
  • Facilitar mediante medidas fiscales, como el establecimiento de IVA superreducido, el acceso a equipamientos, suministros y consumibles.
  • Impulso a la colaboración público-privada, que permita aprovechar los recursos existentes, no realizar inversiones que dupliquen recursos cuando son innecesarios.
  • Planificación de la gestión. Logística y servicios compartidos, centrales de compras.
  • Abordar de forma agrupada e internacional la investigación médica, con especial hincapié en las enfermedades raras.
  • Incorporación de las TIC de una forma decidida. Uso del big data en la toma de decisiones. Aprovechamiento de la información.

También te puede interesar…