La Consejería de Sanidad de Cantabria ha formado desde 2021 a 8.112 profesionales sanitarios, y espera formar a más de 1.000 a lo largo del 2023, en los ámbitos indicados en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (fondos europeos Next Generation EU), superando así los objetivos intermedios marcados por el Ministerio de Sanidad y los finales obligados por la Comunidad Europea.

La formación impartida se ha catalogado en aspectos claves como la detección precoz del cáncer, de la violencia de género o del maltrato infantil, entre otros; la salud mental y ambiental; la prevención de factores de riesgo; la bioética; la comunicación clínica; la medicina basada en la evidencia; el trabajo en equipo o la metodología de la investigación.

La Dirección General de Ordenación, Farmacia e Inspección gestionó en 2021 77.200,39 euros, en 2022 otros 89.732,50 euros y en 2023 la cantidad de 92.749,68 euros. Con este despliegue formativo se persigue el mantenimiento y la mejora de los conocimientos, habilidades y aptitudes de los profesionales sanitarios en activo del Servicio Cántabro de Salud (SCS).

En el marco de sus competencias, la Consejería de Sanidad ha establecido las actividades formativas pertinentes y ha contado para ello con proveedores tanto públicos como privados. Temas como la utilización de tecnologías sanitarias y sistemas de información, la vigilancia de la salud pública y epidemiología; la seguridad del paciente y de los profesionales o el uso racional de los recursos diagnósticos y terapéuticos, ha sido claves en la elaboración de estas formaciones.

Actividades concretas

A lo largo de 2021 y 2022 se ha diseñado formación específica relacionada con salud y competencias digitales; atención al paciente en situación de vulnerabilidad; prevención de agresiones a profesionales del SCS; las aplicaciones prácticas de la ley de regulación de la eutanasia, así como jornadas de estrategias para la detección precoz del maltrato infantil.

De igual manera, se ha impulsado la formación específica en ‘protonterapia’; ‘lectura e interpretación de la radiografía de tórax en el medio rural’; ‘detección y prevención del suicidio’.

Planificadas para este año 2023 hay actividades formativas relacionadas con violencia de género; capacitación en competencia social aplicada al ámbito profesional sanitario, así como el abordaje de la violencia contra las mujeres en atención primaria, entre otras. Asimismo, como novedad este año, se ha programado una actividad para reforzar la mejora de la formación de evaluadores en formación continuada.


También te puede interesar…