La Autoridad Nacional de Salud de Francia (HAS, por sus siglas en francés) ha recomendado que todos los bebés de 2 o más meses sean vacunados contra el meningococo B. Esta medida llega dentro del contexto de la simplificación del calendario vacunal para diferentes grupos de edad y en relación a la evolución epidemiológica de estas infecciones, motivo por el que la HAS ha decidido modificar la estrategia de prevención.

La vacuna antimeningocócica B (Bexsero) es la primera vacuna antimeningocócica dirigida a cepas patógenas del serogrupo B que obtuvo la Autorización de Comercialización en Europa, en enero de 2013. Esta vacuna era recomendada hasta el momento solo en personas con alto riesgo de contraer una infección invasiva por meningococo B y para poblaciones objetivo en situaciones específicas, como una hiperendemia localizada o una epidemia.

Es la única vacuna disponible actualmente para la inmunización activa de personas de 2 meses y más contra infecciones meningocócicas invasivas causadas por Neisseria meningitidis grupo B, ya que la segunda vacuna disponible, Trumenba, tiene licencia para comercializar sujetos a partir de los 10 años.

Una situación estable antes de 2020 pero incierta en el futuro

En este contexto, las infecciones meningocócicas invasivas en Francia debidas al serogrupo B afectan en particular a los lactantes y los niños pequeños, en los que representan más del 70% de los casos de infección. 

Desde la HAS, indican que, después de un descenso constante de 2006 a 2013, la tasa de declaraciones de estas infecciones se estabilizó: en 2019, en Francia, fue de 0,36 por 100.000 habitantes (0,60 para el período 2003-2011). Además, la mortalidad se ha mantenido estable desde 2013, entre el 9 por ciento y el 12 por ciento. 

“Alrededor del 6% de los casos presentaron secuelas precoces. En 2019, en menores de 5 años se registraron 88 casos y 3 defunciones” 

HAS

Así las cosas, en 2020, las medidas de barrera permitieron una caída significativa en la incidencia de estas infecciones. Sin embargo, “la reanudación de una vida social normal podría reactivar una reanudación de las infecciones”, subraya el HAS. 

“Los datos “reales” del Reino Unido, Italia y Portugal muestran una reducción en la incidencia de infecciones invasivas por meningococo B tras la introducción de la vacuna BEXSERO® (reducción en Inglaterra de entre el 60% y el 80%)”, explica . Además, la protección después de la vacunación se prolongaría al menos hasta los 4 años en los niños.

Una vacuna bien aceptada por los profesionales de la salud

BEXSERO es una vacuna “bien aceptada por los profesionales de la salud”, destacan desde las autoridades francesas, ya que más del 90% de los pediatras y médicos generales se pronunciaron a favor de incluirla en la vacunación.

“El 53% de los médicos encuestados (69,5% de pediatras y 29,7% de médicos generales) general ya ofrecieron la vacunación con BEXSERO®”, indican. Sin embargo, el único obstáculo para la vacuna y su no recomendación: no reembolso.

HAS recomienda vacunar a todos los lactantes, que constituyen el grupo de edad más vulnerable a estas infecciones invasivas meningocócicas B, utilizando BEXSERO® de acuerdo con el calendario de autorización de comercialización (2 dosis más una dosis de refuerzo). 

Esta recomendación de vacunación generalizada tiene como objetivo promover una posible protección individual de todos los lactantes que persistiría hasta los 4 años (según los datos disponibles) y permite eliminar la barrera económica, que es una de las fuentes de desigualdades en el acceso a esta vacuna. 

La baja incidencia de infecciones meningocócicas B explica la muy alta relación costo-beneficio de un programa de vacunación infantil con BEXSERO®. La HAS destaca el alto costo de esta vacuna en relación con los beneficios colectivos esperados; a este respecto, “parece legítima una fuerte reducción del precio de la vacuna”, señalan.

Mantener antibióticos para casos de contacto

HAS recuerda que la vacunación infantil no exime de establecer quimioprofilaxis antibiótica para sujetos de contacto de casos esporádicos de infecciones invasivas meningocócicas B, que sigue siendo el medio más eficaz de prevención de casos secundarios.

“Cabe destacar que se mantienen las recomendaciones preexistentes, en particular las relativas a la vacunación de personas en riesgo de contraer esta infección”, concluyen.


También te puede interesar: