Premios BiC
GM | miércoles, 30 de enero de 2019 h |

El número de Facultades de Medicina debe responder a necesidades demográficas reales y fundadas. Es por ello que Universidades y autoridades políticas deben actuar con responsabilidad y evitar que la bolsa de médicos sin especialidad vaya en aumento, como sucede actualmente por exceso de licenciados procedentes de las 42 Facultades de Medicina españolas, según reclaman los presidentes del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) y de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina Españolas (CNDFME), Laura Martínez y Pablo Lara, respectivamente que, además, advierten de las consecuencias que ocasiona la apertura de nuevas Facultades de Medicina en España, que ambas organizaciones califican de “alarmantes”.

España se ha convertido en el segundo país del mundo en número de Facultades de Medicina, ya que en los últimos años se ha pasado de disponer de 28 a 42 de ellas. De estas Facultades salen egresadas unas 7.000 personas cada año, muchas de las cuales después no pueden acceder a la formación de postgrado. En 2018, 4.006 graduados no pudieron obtener plaza MIR lo que les impidió especializarse y ejercer su profesión, a lo que se suma el déficit existente de profesorado, que se ha reducido un 20 por ciento en los últimos años.

Ambas organizaciones han plasmado en un estudio los efectos de carácter educativo, asistencial, económico, social y laboral que afectan directamente al Sistema Nacional de Salud como consecuencia de la apertura de nuevas Facultades de Medicina. En el documento se llega a una serie de conclusiones, entre las que caben destacar que, en nuestro país, no hacen falta más estudiantes de Medicina, puesto que no pueden completar su formación al no poder acceder a la Formación Sanitaria Especializada, además de considerar que si continúa la apertura indiscriminada de Facultades, se producirá una saturación en hospitales y centros de salud. “Las universidades y autoridades políticas deben actuar con responsabilidad y evitar el despilfarro económico que supone abrir más centros de este tipo que, en definitiva, no supone ninguna prioridad educativa ni sanitaria”, subrayan los responsables de CEEM y CNDFME.

La tasa idónea de número de Facultades de Medicina por millón de habitantes es de 0,5 según los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el número de estudiantes debería rondar el 1 por cada 10.000 habitantes. España ocupa el segundo lugar del mundo en número de Facultades de Medicina, con 0,95 por millón de habitantes, tan sólo superado por Corea del Sur. “Nuestro país debería tener aproximadamente 4.650 estudiantes anuales de Medicina de nuevo ingreso, cuando para el curso 2018-2019 han sido admitidos 7.042”, indican CEEM y CNDFME