J. R-T. / C.R. Madrid | jueves, 26 de septiembre de 2019 h |

El Parlamento de Asturias ha recibido al consejero de Sanidad, Pablo Fernández, de la comunidad autónoma con el objetivo de que explique sus planes de gobierno para la presente legislatura. Entre las diferentes líneas estratégicas que ha comunicado destaca un plan de reordenación de los profesionales sanitarios. “Todas las políticas están encaminadas a reforzar las condiciones de trabajo de los profesionales”, ha comenzado. Esas medidas se vertebrarán sobre tres ejes que Fernández ha ido desgranando a medida que avanzaba su comparecencia.

En primer lugar, se dará un impulso para paliar la escasez de profesionales. “Ya se han tomado medidas (plazas de especialistas en formación, prórroga de la edad de jubilación de forma voluntaria hasta los 70 años, convocatoria de plazas de OPE…) con el objeto de bajar la tasa de temporalidad por debajo del 8 por ciento. En 2016 estábamos en el 26. Queremos un compromiso estable en la contratación de profesionales eventuales y hay que facilitar el acceso a profesionales extracomunitarios”, ha asegurado. Además, la Consejería buscará fórmulas para garantizar la atención en zonas de difícil cobertura. “Lo primero es definir qué zonas se consideran de difícil cobertura para dar seguimiento a medidas como el registro de alta disponibilidad, pendiente de puesta en marcha, que conlleva una mejor puntuación en servicios prestados en zonas periféricas”, ha dicho. Como último eje de actuación, Fernández ha explicado que “hay que desarrollar un modelo de mejora de conocimientos, con renovación del modelo de la carrera y el modelo profesional”. Para conseguirlo, la Consejería desarrollará un portal de atención al profesional, “un sistema de información donde de forma segura y ágil donde se podrá acceder a distintos servicios”.

Junto a las medidas para profesionales también ha destacado la apuesta por la atención primaria. Ésta, dice el consejero, será la llave para abordar el gran reto de la comunidad autónoma: el envejecimiento. “En Asturias el envejecimiento se sitúa cinco puntos por encima de la media nacional. Además, con la cronicidad, constituyen dos de los grandes desafíos para el Sistema Nacional de Salud. “Construir un marco para abordarlos supone construir con precisión una estrategia de atención primaria, que está siendo impulsada por el Gobierno central. Asturias quiere impulsar también la AP, con los profesionales como pilares centrales, incorporando programas de salud pública, promoción de la salud, fomentando el autocuidado y la autonomía de las personas”, ha asegurado.