J. Ruiz-Tagle Madrid | lunes, 07 de mayo de 2018 h |

El consejero de Asturias, Francisco del Busto, ha reconocido que el mayor problema de su comunidad en el ámbito sanitario es el envejecimiento de la población y las consescuencias que de ello derivan, como la cronicidad. “Teniendo en cuenta este problema tenemos que actuar desde el sistema sanitario y el sistema social, realizando un uso racional de los recursos para avanzar en igualdad, calidad y equidad”. En el aspecto concreto, la consejería de Sanidad trabaja con la de Servicios Sociales y ya han presentado el Plan Sociosanitario 2018-2021, que “será innovador y de progreso”.

Los objetivos que se marta del Busto con esta estrategia son “conseguir una atención integral de calidad, mejorar la eficiencia del sistema mediante la coordinación y fomentar la profesionalización”. Del Busto señaló que el problema del envejecimiento tiene cifras concretas, como la inversión de la pirámide poblacional. “El 25 por ciento de la población asturiana es mayor de 65 años y éstos duplican a los menores de 17 años”, afirmó el consejero.

En cuanto a la introducción de la innovación terapéutica en la comunidad autónoma, del Busto fue muy crítico con los acuerdos que firman las compañías farmacéuticas con el ministerio de Sanidad. “No puede volver a pasar los que ha ocurrido con la hepatitis C. Hemos pagado unos 60 millones de euros y no conozco todavía los acuerdos que se firmaron; quiero mayor transparencia y precios más justos”, dijo.