Premios Fundamed

Aseica se une a la reivindicación de multitud de colectivos y de asociaciones de investigadores e investigadoras en formación pre- y postdoctoral de todo el país en defensa de la Ciencia en España.

La actual situación ha provocado que miles de investigadores hayan visto interrumpidas sus labores científicas que requieren presencia física indispensable en los centros de investigación como son la gran mayoría de los que están asociados a investigación experimental y, dentro de ellas, aquella directamente asociada con la investigación básica, traslacional y clínica en cáncer.

“El problema -como enfatiza Xosé Bustelo, presidente de Aseica,- es todavía mayor, porque en muchos casos se han interrumpido la colección de muestras de experimentos de muy largo plazo que son, por ejemplo, típicos en el ámbito de la oncología”. “Además, las medidas de confinamiento han llevado a sacrificar muchos modelos animales en los animalarios de los centros de investigación que tardarán meses en poderse recuperar otra vez”, añade.

Según Aseica, los problemas antedichos hacen que las investigaciones de estos científicos en formación se vayan a retrasar muy considerablemente, lo que repercutirá negativamente en su currículum científico y carrera científica posterior. Esto se agrava puesto que, a diferencia de otros colectivos, los dos meses y medio perdidos serán en la práctica más por los problemas asociados a la recuperación y puesta en marcha de reactivos biológicos esenciales que se han interrumpido durante la crisis de la Covid-19. Por ello resulta necesario “extender la actividad de estos contratos y proyectos”, indica el presidente.

Aunque Aseica reconoce que el Ministerio de Ciencia e Innovación, la Agencia Estatal de Investigación (AEI) han hecho pasos en esta dirección, “estos pasos son muy tímidos y, en algunos casos, muy cicateros”. Por un lado, solo reconocen como perjudicados a algunos de los investigadores jóvenes que acaben el contrato este año. Sin embargo, debido a ciertas “triquiñuelas contables, han dejado fuera de esta media a colectivos tan importantes como los contratados para la formación de doctores (antiguas FPI) dado que su finalización quedaba fuera del periodo de la Covid-19”. “Y ello, a pesar de que eso se debió a un retraso muy significativo de la adjudicación de estos contratos por parte de la AEI en el 2017”. Y tampoco consideran a los investigadores que, pese a ver retrasadas sus investigaciones, no se benefician de esta medida por no finalizar su contrato este año.

En este sentido, los expertos ven necesario que el Ejecutivo, la AEI y el Instituto de Salud Carlos III prorroguen los contratos de todas las convocatorias públicas de personal investigador, sea cual sea su fecha de finalización. En opinión de Aseica, se podría establecer o bien una medida general para todos los afectados o, alternativamente, una media progresiva (6-12 meses) en función de cuando se hubiese comenzado el contrato de formación. “Sin esa medida, esta crisis tendrá como efecto secundario una pérdida muy significativa en la competitividad de las nuevas generaciones de científicos y científicas que la han sufrido”, señala Bustelo.

Aseica también considera que medidas similares se deben implementar en programas de formación análogos financiados por las comunidades autónomas.

Esta crisis ha demostrado lo esencial que es la ciencia y la investigación en materia de salud, por ello es fundamental contar con un sistema nacional de I+D+i fuerte que pueda hacer frente a todos los retos venideros.

Plataformas colectivas de investigadores en formación que han propuesto medidas similares incluyen Jóvenes Investigadores de Tenerife, Ciencia para el Pueblo, FPU Investiga, el Sindicato de Trabajadores de la Administración Riojana (STAR), Dignidad Investigadora de la Universidad de la Rioja, Scientists Dating Forum, Ciencia con Futuro, Asamblea por el Futuro de la investigación en Asturies, Marea Roja, CCOO, CSIF (tanto a nivel nacional como autonómico), UGT-FeSP Castilla y León, STECyL Universidad, la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI).