Día tras día, se empieza a constatar el impacto de la vacunación frente a la COVID-19 en los diferentes colectivos. El secretario de Salud Pública del Departamento de Salud de Cataluña, José Maria Argimon, ha destacado en estos días que, tal como se había observado en el entorno residencial, también se ha empezado a ver el efecto de la vacuna en los profesionales, donde se produce una reducción del 80 por ciento de las infecciones.

En cuanto a la situación epidemiológica, los responsables anunciaron que se han detectado dos posibles casos de variante brasileña en Cataluña. Asimismo, el secretario de Salud Pública explicó que en los últimos tres días la variante británica es cada vez más presente y se aproxima a los niveles de la variante originaria de Wuhan, con una presencia del 30-32 por ciento en todo el territorio catalán.

Campaña de vacunación

Por su parte, la subdirectora general de Promoción de la Salud, Carmen Cabezas, afirmó que “se está trabajando muy intensamente en la campaña de vacunación” y ya se han administrado 425.505 vacunas (252.818 primeras dosis y 172.687 segundas dosis). En las residencias geriátricas la cobertura en la primera dosis es del 92,6% en residentes y el 72,9% de en profesionales.

Cabezas también ha explicado que se ha seguido ampliando la campaña vacunal al resto de profesionales sanitarios y servicios esencial como los funcionarios de prisiones o los profesores de los centros educativos que, desde ayer, están siendo citados y también en personas trasplantadas.

Participación de los sanitarios en las elecciones catalanas

El secretario también ha aprovechado para agradecer a todos los profesionales de salud que participaron en las elecciones para hacer que fueran las más seguras posibles: “Se hicieron más de 30.000 informes clínicos, 30576 tarso, un trabajo exhaustivo” de revisión y asesoramiento en la elaboración de los protocolos referentes a las medidas a los colegios electorales y los responsables de seguridad sanitaria y con relación a los modelos de equipos de protección individuales a la Dirección General de Procesos electorales y los Ayuntamientos. 

También ha valorado el trabajo de formación de los Responsables de Seguridad Sanitaria (con una asistencia de casi 2.000 personas) y el asesoramiento posterior para resolver todas las dudas que surgieron.