Introducir un marco de debate nacional que se traduzca en abordar las insuficiencias del sistema sanitario con compromisos políticos de largo recorrido y para el conjunto del Estado. Esta es la voluntad traslada por Aragón mediante el planteamiento de la ‘Iniciativa Aragonesa para la Sostenibilidad y la Eficiencia del Sistema Nacional de Salud (SNS)’, presentada en sociedad por el presidente del Gobierno regional, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad, Sira Repollés. Según han apreciado los responsables, tras las tensión producidas por la COVID-19, sería necesario elevar la discusión a órganos clave como la Conferencia de Presidentes y el Consejo Interterritorial.

“Es una propuesta para iniciar el debate, que nos permita generar consensos y, por tanto, construir proyectos colectivos del que forman parte las asociaciones de pacientes, los colegios profesionales, las instituciones del territorio…”, ha asegurado Repollés. “En definitiva, todas las personas que de una manera u otra creemos en lo público, en el valor de un sistema sanitario robusto, accesible y equitativo”, ha añadido.

El documento ha sido coordinado por Enrique Bernal, profesional colaborador del Observatorio de Sistemas y Políticas de Salud de la Organización Mundial de la Salud; se dará margen hasta el 17 de febrero para incorporar aportaciones de los agentes sociales en representación de toda la sociedad aragonesa.

Según el máximo mandatario en el territorio, su comunidad está legitimada para liderar este debate y proponer soluciones para problema que adolece el conjunto de la sociedad española. Para ello, el trabajo elaborado consta de ocho puntos sobre los que profundizar, entre los que figura la necesidad de acordar un nuevo pacto en financiación autonómica que atienda a las necesidades de salud de la población y que establezca cláusulas de protección del gasto sanitario.

Defienden la necesidad de acordar un nuevo pacto sobre financiación autonómica

“Hemos de tomarnos el tema muy en serio. El sistema está dando respuesta a las necesidades crecientes de la población, cada vez somos más mayores y por tanto necesitamos más atención sanitaria. Costamos más al sistema y cada vez hay mejores fármacos y tecnología sanitaria, y cada vez tenemos más jubilaciones y reemplazo”, ha reflexionado, etiquetando a este como un desafío “estructural” de “primer magnitud”.

Necesidades señaladas

Para Aragón, según especifica la iniciativa, es prioritario redefinir los determinantes de gasto sanitario de forma que recojan con mayor fidelidad las necesidades de gasto de la población. Además, habría de actualizarse los mecanismos de solidaridad interterritorial y de garantía con objeto de equilibrar las eventuales diferencias entre CC.AA. Asimismo, el Gobierno regional considera que tendría que debatirse la creación de una agencia estatal para la evaluación de la inclusión de nuevas prestaciones en la cartera de servicios del sistema y cuyos dictámenes sean vinculantes.

Por otro lado, consideran necesario acordar la adopción íntegra de las recomendaciones del Comité Asesor para la Financiación de la Prestación Farmacéutica del SNS sobre la regulación y fijación del precio de los nuevos medicamentos, y de su financiación pública.

Crear una agencia estatal que evalúe la inclusión de nuevas prestaciones en cartera y cuyas decisiones sean vinculantes, entre las propuestas

En opinión del documento, tendría que abordarse la atención a la dependencia de manera integral entre las áreas implicadas, con especial atención a las personas con altas necesidades médicas y sociales; también coordinar la estrategia de planificación de recursos humanos para el SNS. A este respecto, plantea que habría de adecuarse la oferta de estudiantes egresados de las facultades y escuelas universitarias, así como los profesionales con especialización a las necesidades reales del SNS.

En último lugar, Aragón sopesa el establecimiento de una estrategia común a nivel nacional para la planificación y provisión de recursos sanitarios y socio sanitarios que se atienda a las necesidades de la población en las próximas décadas. Una vez fuera pactada la versión definitiva del trabajo, este sería remitido al resto de las CC. AA. “para apurar al máximo el plazo que da la inminente convocatoria de las elecciones municipales y autonómicas del próximo 28 de mayo”.


También te puede interesar…