El pasado enero Aragón la ‘Iniciativa Aragonesa para la Sostenibilidad y la Eficiencia del Sistema Nacional de Salud (SNS)’ en el que planteaba introducir marco de debate nacional que se traduzca en abordar las insuficiencias del sistema sanitario. Tras recibir un total de 98 aportaciones de 32 diferentes colectivos, el presidente autonómico, Javier Lambán, ha dado a conocer que el documento definitivo ya ha sido remitido tanto al Ministerio de Sanidad como al resto de comunidades, tal y como informó a los medios durante el fin de semana.

El Portal de Transparencia regional publica ya las que son sus principales conclusiones, que pretenden concitar en el seno del Interterritorial y la Conferencia de Presidentes.

En líneas generales, el trabajo cimenta su argumentario sobre cuatro pilares: un nuevo pacto de financiación autonómica; la incorporación y decaimiento de las prestaciones del sistema de salud; la mejora de la atención a la dependencia en las personas de alta necesidad sanitaria y social; y una planificación de profesiones sanitarias y sociosanitarias que atienda a las necesidades de la población.

En la última de estas áreas proponen buscar acuerdos para convenir una estrategia nacional para la planificación y provisión de recursos en los niveles mencionados, así como ajustar la misma a las necesidades de la población en las próximas décadas; en este punto, abogan por la coordinación de la mencionada hoja de ruta con el sistema educativo, de administración pública y de atención a la dependencia.

Financiación autonómica, CAPF y NICE

En lo respectivo al pacto por la financiación, piden acordar los determinantes de gasto que reflejarían mejor las necesidades de gasto sanitario “a la luz de los shocks de las pasada décadas” y “más allá de la población residente”. Sobre esta base de necesidad, demandan lograr acuerdos acerca de cuál debería ser el mecanismo de solidaridad interterritorial que mejor atendiese las diferencias en necesidad de cuidados de la población, “teniendo en cuenta la despoblación, la dispersión, el envejecimiento y el sobreenvejecimiento”.

Entre otros aspectos relevantes del documento aragonés, apuestan por debatir la necesidad de crear una agencia estatal para la evaluación de las prestaciones sanitarias similar al NICE británico. Además, la comunidad pide como parte de este trabajo el acuerdo de la adopción íntegra de las recomendaciones del Comité Asesor para la Financiación de la Prestación Farmacéutica del SNS, sobre la regulación y fijación del precio de los nuevos medicamentos, y de su financiación pública.


También te puede interesar…