C.M.L. Madrid | viernes, 25 de agosto de 2017 h |

Aunque con “retraso” tal y como señalan los sindicatos, Aragón ha conseguido aprobar una OPE extraordinaria de 1.843 plazas. Esta convocatoria se enmarca dentro del Acuerdo por el Empleo en Aragón firmado en 2014 para reducir la eventualidad en las plantillas.

Una buena noticia, a juicio de estas organizaciones, ya que supone un freno a la temporalidad laboral de los profesionales.

Como explica CSI-F “si no surge algún inesperado contratiempo, las plazas se llevarán al primer Consejo de Gobierno de septiembre y parte de ellas se sumarán a las ya convocadas de Enfermería, Facultativos Especialistas de Área, Matronas, Pediatras de Atención Primaria, Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería o Técnicos Superiores de Radiodiagnóstico que corresponden a las ofertas de empleo de 2015 y 2016. La de 2017 todavía está pendiente”.

Esto supondrá la convocatoria, en total, de 861 plazas de enfermería (664 turno libre y 197 promoción interna), 833 de TCAE (735 turno libre y 98 promoción interna) y 506 de FEAs, con especialidades que se convocan por primera vez en Aragón.

En total, la oferta extraordinaria comprende 1.401 plazas de acceso libre, 77 para el turno de discapacidad y 5 para víctimas del terrorismo, tal y como precisó el Gobierno de Aragón.

Esta convocatoria quedó paralizada en abril de este mismo año después de que el Tribunal Constitucional la anulara a instancias del Gobierno.

Reducir la temporalidad y la eventualidad laboral se ha convertido, en los últimos tiempos, en un objetivo prioritario del Ministerio de Sanidad y de las comunidades autónomas. Juntos, de la mano de los sindicatos, trabajan para trazar una estrategia que permita descargar las bolsas de precariedad del sistema sanitario.

Además de Aragón, Extremadura también anunció de que está negociando con la Administración central una convocatoria extraordinaria de cerca de 2.000 plazas en tres años, a partir de 2018. Según estimaciones del SES con estas medidas la tasa de temporalidad pasaría en el plazo de tres años del 21 por ciento actual al ocho por ciento.