Premios BiC
El Global Madrid | lunes, 16 de diciembre de 2019 h |

El Ministerio de Hacienda ha remitido a la Junta de Andalucía una carta por haber incumplido el objetivo de estabilidad, deuda pública y regla de gasto en el ejercicio 2018, un gesto que, según el presidente del Gobierno andaluz “constituye un ataque frontal y directo” a Andalucía. Juanma Moreno ha asegurado que desde el Gobierno andaluz no pueden entender esta acción del Gobierno de Sánchez “salvo que busquen” que el Gobierno regional lleve a cabo “recortes” en materia de sanidad, educación o dependencia.

La misiva remitida por el Gobierno en funciones niega a la Junta de Andalucía la adhesión al Fondo de Financiación a las Comunidades Autónomas para 2020 supone, según ha considerado Moreno, una decisión “unilateral, injustificada y arbitraria” por parte del Gobierno central y una “intervención” a la Junta de Andalucía “en toda regla”, algo que el Gobierno se ha apresurado a responder.

Los recortes sanitarios son decisión de la Junta

Según el Ministerio de Hacienda, “decir que una comunidad autónoma está intervenida por financiarse exclusivamente a través del FLA o de Facilidad Financiera es faltar a la verdad y, de hecho, esta ha sido la situación que han atravesado la mayoría de comunidades autónomas y Andalucía desde 2012 hasta finales de 2018”. Más allá, recuerda que “no existe arbitrariedad” en la carta enviada, sino “cumplimiento de la normativa”.

En el caso de Andalucía, la Junta presentó el 3 de julio un Plan Económico-Financiero 2019-2020, que fue realizado a petición de la Secretaria de Estado de Hacienda en cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. El plan fue evaluado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) el pasado 7 de agosto. “En ningún caso se le piden recortes, sino que oriente su política presupuestaria al cumplimiento de los objetivos de estabilidad”, aseguran desde Hacienda.

El Ministerio recuerda también que la Junta de Andalucía solicitó el 30 de julio su adhesión al Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas para 2020 y que la Secretaría de Estado de Hacienda comunicó el 5 de diciembre que, teniendo en cuenta que Andalucía incumplió el objetivo de déficit y de deuda pública, quedaba adherida al Fondo de Liquidez Autonómica.

Según establece el Real Decreto-ley 17/2014, de 26 de diciembre, de medidas de sostenibilidad financiera de las comunidades autónomas y entidades locales y otras de carácter económico, esta situación obliga a presentar un plan de ajuste. “Hacienda no exige un plan de ajuste arbitrariamente a la Junta de Andalucía, sino que simplemente se limita a cumplir lo que marca la normativa y pide que se corrija las desviaciones registradas. Es competencia de la comunidad autónoma decidir cómo lograr el cumplimiento de los objetivos de estabilidad”, reitera el Ministerio.

Herencia socialista

Se da la circunstancia de que los incumplimientos esgrimidos se refieren al último año de mandato del PSOE, cuando la consejera de Hacienda era la propia María Jesús Montero. En esta línea, el presidente andaluz ha apuntado que la carta ha sido remitida a la Junta por el secretario general de Hacienda del Gobierno y no por la ministra en funciones.

Ante esta situación, Moreno ha añadido que el Ejecutivo regional actuará “con todos los medios a su alcance” y ha reivindicado que el Gobierno Central sigue debiendo a Andalucía 550 millones de euros por el IVA que le corresponde a la comunidad autónoma “por la propia Ley de Financiación Autonómica”.