Premios Fundamed

El Ministerio de Sanidad ha notificado 157 contagios de Covid-19 en las últimas 24 horas, concentrados sobre todo en Madrid (39), Aragón (47) y Andalucía (32).

En total, se han registrado 40 rebrotes de los que 11 se encuentran activos en estos momentos en el territorio español. Sin embargo, tal y como ha reconocido el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Fernando Simón, en Rueda de prensa, la preocupación de Sanidad está puesta en dos: el de Aragón y el Málaga. “Algunos de los brotes que hemos detectados llevan en seguimiento desde hace un mes pero que representen riesgos son 11 y que de verdad nos preocupen son dos”, explicaba Simón.

En Aragón, las comarcas de Cinca Medio, Bajo Cinca y La Litera de Huesca tuvieron que retroceder a la fase 2 donde se han identificado más de 150 casos.
Por su parte, el centro de acogida de la Cruz Roja en Málaga, que detectó 15 casos el pasado miércoles, ha informado de 89 casos en las últimas horas.

“El hecho de que hablemos de ellos es una buena noticia, la mala es que alguna se puede escapar y generar una transmisión comunitaria”


“Estamos teniendo la capacidad de trabajar específicamente en los brotes, por lo que por ahora no es necesario tomar medidas de mayor envergadura que las que se están tomando. El hecho de que hablemos de ellos es una buena noticia, la mala es que alguna se puede escapar y generar una transmisión comunitaria”, ha enfatizado.

Brotes en empresas cárnicas y entornos temporeros

Respecto al resto de brotes que se han detectado, los que sí ha comentado que están “prácticamente controlados” son los que se han producido en empresas cárnicas, en entornos de trabajadores temporeros, así como en centros sanitarios (uno en Castilla y León y dos en el País Vasco), dos originados en centros de acogida de personas vulnerables en Andalucía, y otros detectados en Canarias asociados a inmigrantes irregulares que estaban asintomáticos.


Fernando Simón/ Ministerio de Sanidad

Asimismo, Simón ha explicado que en las últimas horas de han detectado “pequeños brotes” en entornos familiares: uno en Cantabria, otro en el País Vasco y otro en Galicia. Estos brotes han hecho que en los últimos días haya habido una estabilización de la tendencia descendente por los esfuerzos de diagnóstico que se están produciendo alrededor de los casos detectados que generan los brotes”, ha apostillado Simón.


A su vez, el director de Ccaes ha señalado que el 60 por ciento de los casos que se están diagnosticando en la actualidad son de personas asintomáticas, y ha destacado que el 25 por ciento de las personas detectadas son de casos importados.

“Estados Unidos no consigue bajar el incremento de contagios”

Situación internacional

A nivel internacional, el continente americano es el que mayor preocupación genera. Según ha subrayado Simón, Estados Unidos no consigue controlar la epidemia

“Estados Unidos supero hace días los dos millones de casos y no consiguen bajar el incremento de contagios “, ha incidido. Las autoridades informaron de 38.115 casos nuevos el miércoles,la cifra diaria más alta desde el inicio de la pandemia.
El segundo país con más casos es Brasil donde se han contabilizado 1.141 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas por lo que el balance acumulado hasta la fecha es de 54.971, mientras que los casos confirmados son 1.228.114.

Alemania vuelve al confinamiento

En Europa, el estado de Renania del Norte-Westfalia ha vuelto ha imponer medidas de confinamiento en el distrito de Guetersloh, situado en el oeste de Alemania y en el que se encuentra emplazado la empresa cárnica en el que se ha detectado un brote con más de 1.300 trabajadores.

Las medidas incluyen una cuarentena para todos los trabajadores del matadero de Toennies y para las personas “no contagiadas” que estuvieron en contacto con los profesionales de la planta cárnica y el cierre de los bares, museos y gimnasios de esta región.

El incremento de contagios en Lisboa ha hecho que el gobierno Portugués endurezca las restricciones en la región metropolitana de Lisboa. Por tanto, el máximo de asistentes a concentraciones pasa de 20 a 10 personas y se han aprobado multas para quien incumpla la normativa.

Asimismo, los establecimientos comerciales deberán cerrar a las 20:00 horas con la excepción de los restaurantes y se prohíbe la venta del alcohol en gasolineras con el objetivo de reforzar la prohibición de su consumo en la calle.