Premios BiC 2020

La llegada de la vacuna sigue siendo el horizonte donde mira el sector sanitario para inmunizar a la población frente a la COVID-19. En esta carrera, la candidata desarrollada por Pfizer y BioNTech ha asegurado alcanzar una efectividad superior al 90 por ciento. España participa en la compra conjunta europea, lo que garantizaría la llegada de esta alternativa a nuestro país. Según ha acotado Salvador Illa en una entrevista en La 1, llegarían un total de 20.000 unidades a territorio nacional, lo que aseguraría la protección frente al SARS-CoV-2 de 10.000 personas, dado que la vacuna consta de dos dosis.

El ministro de Sanidad ha querido subrayar una vez más las condiciones de equidad en las que esta será distribuida en el marco de adquisición europea. Así, ha destacado que la inoculación será gratuita y las dosis serán distribuidas por el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Además, el titular sanitario ha vaticinado los tiempos vacunales en los que se mueve España. El arranque de 2021 parece ser así la fecha más realista para el desembarque de las primeras unidades, según ha avanzado Illa. En el escenario más optimista, “si la cosa va muy bien”, ha indicado que incluso a finales de año podrían estar vacunándose las primeras personas.

Todo ello con la mirada puesta en mayo, plazo marcado por el responsable ministerial de cara a alcanzar un alto porcentaje de inmunización. “Si todo va como está previsto, alrededor de este mes tendríamos a un porcentaje bastante relevante de población española y europea vacunada“, ha señalado.

El camino recorrido por la candidata BNT162

Las conversaciones preliminares con la Comisión Europea para la propuesta de suministro de la candidata a vacuna de la farmacéutica estadounidense (BNT162) concluyeron a principios de septiembre. Entonces el organismo acordó un compromiso inicial cifrado en 200 millones de dosis para los Estados Miembros de la UE. Según se pudo avanzar, este pedido sería producido en las fábricas de BioNTech en Alemania y en la de Pfizer en Bélgica.

En el caso del ‘viejo continente’, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) está evaluando de forma continua este producto desde el pasado octubre. El objetivo marcado así es aprobarlo de forma automática en cuanto se tengan datos médicos suficientes de la efectividad y seguridad de esta candidata, un proceso en el que también se encuentra inmerso la vacuna de AstraZeneca, la cual podría distribuirse en España en marzo.


También te puede interesar…