Premios BiC

Los casos de reinfecciones confirmadas se están produciendo en distintas partes del planeta. Las diferencias en las secuencias del genoma del virus SARS-CoV-2 están mostrando que las reinfecciones son por cepas distintas (una variante viral). Porque la alternativa es que sea el mismo virus que persistía en el organismo del sujeto.

En estos momentos, no hay aún evidencia de que haya surgido una variante del SARS-CoV-2 que sea capaz de evadir la respuesta inmune que proporciona protección por la exposición previa al mencionado virus.

“La inmunidad natural no es más confiable que la producida por una vacuna

La inmunidad de rebaño: rechazada

La posible estrategia, postulada al comienzo de la pandemia, de sobreexponer a la población y provocar una “inmunidad de rebaño” forzada, se cae por su propio peso. A las muertes que provocaría, y el consiguiente colapso sanitario, se añade otra más: La inmunidad natural no es más confiable que la producida por una vacuna.

Por tanto, resulta más impredecible confiar en una inmunidad adquirida por exposición al virus de la Covid-19.

El coronavirus es un virus estacional, y muchos ocasionan infecciones leves de las vías respiratorias superiores. La primera infección de muchos virus proporciona inmunidad de por vida.

Inmunidad de corta duración

Pero la inmunidad de los coronavirus estacionales es de corta duración.  Existe una duda razonable sobre la duración de la inmunidad de las vacunas de SARS-CoV-2. Puede que la inmunidad persista unos meses y puede que sea necesario volver a vacunar con posterioridad.

“Cada vez son más los casos de reinfección por COVID-19 que salen a la luz”

No hay certeza al respecto. No quiero ni pensar en el caos que provocaría una segunda vacunación de la Covid-19, sin saber siquiera cuándo comenzará la primera.

Para algunos virus, la primera infección puede proporcionar inmunidad de por vida; para los coronavirus estacionales, la inmunidad protectora es de corta duración. Cada vez son más los casos de reinfección por COVID-19 que salen a la luz. No obstante, no supone una preocupación real en estos momentos, según se publica en The Lancet.

“No hay ninguna evidencia de que seamos capaces de vacunar de la gripe más rápido y a más población”

Si no estamos siendo capaces de vacunar de la gripe a tiempo, como para pensar en añadir una segunda vacunación de Covid-19 que debería ser todo lo rápido que seamos capaces. Aún no hay ninguna evidencia de que seamos capaces de vacunar de la gripe más rápido y a más población. Y sabemos que vuelve y repite desde hace años. Algo habrá que hacer que no estamos haciendo.

Los expertos aseguran que la mejor manera de inmunizar a la población es a través de una estrategia vacunal. Pero las estrategias deben ser capaces de ejecutarse de manera eficaz.