Sexo y cronicidad ¿Punto y final?

La enfermedad crónica impacta de múltiples formas en la calidad de vida

665

Por Pedro Soriano y Javier Pertiñez, Asociación FFpaciente

El impacto de la enfermedad crónica en la calidad de vida de las personas ha sido uno de los temas más abordados en la literatura científica publicada en los últimos años; los resultados de investigación al respecto son contundentes: aun en los casos de mejor pronóstico, la enfermedad crónica impacta de múltiples formas en la calidad de vida, afectando a las dimensiones física, psicológica y social, así como a su tratamiento.

Es necesario considerar la enfermedad crónica desde una perspectiva amplia y entenderla como un proceso social que debe ser abordado mediante un plan integral de salud. Existen dos conceptos importantes que se ven afectados por la enfermedad crónica: por una parte, la autoimagen y, por otra, la sexualidad y el erotismo.

Una enfermedad crónica puede modificar nuestra imagen corporal, tanto por su progreso como por razones derivadas de su tratamiento, lo que conlleva una pérdida de nuestra autoestima. El paciente dudará de su capacidad de seducción, y esto puede verse agravado por su alejamiento de los “cánones estéticos” dictados por la sociedad. Por otra parte, en el ámbito de la sexualidad encontramos otros problemas asociados a las enfermedades crónicas: en la población masculina, son comunes las disfunciones sexuales, y en la femenina es frecuente la disfunción de los vínculos eróticos.

En las consultas de seguimiento y en los planes de cuidados de los pacientes con enfermedades crónicas no es habitual que se planteen cuestiones como la sexualidad. Por ello, desde Café Tabú queremos hablar de aquellos asuntos que, a pesar de resultar importantes y constituir una parte natural de nuestra vida, resultan un tabú o un tema incómodo de hablar. Puedes encontrar toda la información aquí https://ffpaciente.es/cafe-tabu/

En esta edición queremos tratar la esfera de la sexualidad de aquellas personas que sufren una enfermedad crónica o han pasado por una etapa en la vida en la que una merma en su salud ha afectado su vida sexual. Se valorará si existe estigma social para ciertas patologías; si los profesionales de la salud abordan o no el tema de la sexualidad cuando trabajan con las personas que padecen una enfermedad crónica; y también se ahondará en las consecuencias derivadas de no hablar sobre todo aquello que afecta negativamente a nuestra vida sexual.

¿Se suele reflexionar sobre estas cuestiones? ¿Hay otros asuntos de los que hablar? Este es el momento de romper tabúes.