Protagonista, el consumo

27

Hay motivos para estar satisfechos. El año ha comenzado con la formación, por fin, del gobierno de España.

Una de las novedades del primer gobierno de coalición de la democracia española, es la creación del Ministerio de Consumo. El mismo día 9 de enero, dos días después de la investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno y publicado ya en prensa que Alberto Garzón iba a ser titular de la cartera de Consumo, escribí en twitter: “Me parece fantástico que Consumo adquiera rango ministerial en una sociedad muy indefensa frente al consumismo”.

Me pareció una gran idea, ya que durante los breves meses que tuve el honor de estar al frente de la AECOSAN (Agencia Española de Consumo y Productos Sanitarios), como Secretario General del Ministerio, fui consciente de que en la sociedad actual de nuestro entorno, altamente consumista, la dirección política necesitaba reforzarse. Uno de los primeros retos que tuve que atender fue la grave estafa, además de grave problema de salud pública, de los miles de afectados de iDental. Es por ello que se consideró en el nuevo Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, reforzar las competencias estatales en Consumo mediante la creación de una Dirección General.

Por otro lado, me parece fantástico que la sede física de este nuevo Ministerio esté en el mismo edificio del Ministerio de Sanidad, ya que la coordinación con Salud Pública es imprescindible, y compartir espacios facilitará ese trabajo conjunto.

Es una tarea apasionante la que le espera al ministro Garzón, y parece ser, por sus declaraciones, que va a comenzar con el complejo asunto del juego. No hay que olvidar que el juego es una actividad legal, pero necesita una minuciosa regulación para evitar un problema muy preocupante de salud pública como es el auge de la ludopatía entre adolescentes.