La terapia nutricional en pacientes con Covid-19

264

Por José Pablo Suárez Llanos, de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria (Santa Cruz de Tenerife)

Un reciente informe publicado por el Servicio de Sanidad Portugués revela que la terapia nutricional debe ser una parte integral del enfoque terapéutico en pacientes con Covid-19 en situación grave o crítica. En el contexto de la pandemia del Covid-19, aunque la mayoría de los pacientes infectados desarrollan la enfermedad de forma leve (alrededor del 80%), se estima que entre el 6 y el 10% de los pacientes necesita hospitalización, muchos de ellos en unidades de cuidados intensivos (UCI).

Hasta la fecha, no existe evidencia respecto a la terapia nutricional específica para pacientes críticos y no críticos con Covid-19. Este documento refleja muy bien cómo se han de combinar distintos parámetros para manejar nutricionalmente a estos pacientes: 1) Las premisas básicas habituales utilizadas en el manejo nutricional de cualquier paciente; 2) Lo poco que se conoce del manejo de los pacientes con Covid-19. expresado por las guías ya referidas, y la experiencia propia de cada centro; 3) los recursos con los que cuenta cada centro, así como la presión asistencial según el número de  pacientes infectados ingresados; 4) exponer al personal sanitario lo menos posible ante los pacientes con Covid-19.

Así, este documento recomienda que se nutra por vía oral a pacientes con Covid-19 que se encuentren en situación menos grave, lo cual incluye el uso de suplementos nutricionales orales, cuando la ingesta de energía y proteínas se estima menor al 60% de las necesidades. En el caso de los pacientes críticos, la nutrición enteral es la ruta preferida y se recomienda que se inicie dentro de las primeras 24 a 48 horas. El uso de nutrición parenteral complementaria debe considerarse cuando las anteriores estén contraindicadas o después de 5 a 7 días en pacientes que no pueden alcanzar más del 60% de las necesidades energético-proteicas por vía enteral.

Por otro lado, esta guía recomienda la monitorización del soporte nutricional, ya que estos pacientes pueden presentar disfunción gastrointestinal, incluidos vómitos, náuseas y diarrea. Además, en el caso de pacientes intubados, cuando se procede a la extubación tienen una alta probabilidad de no alcanzar sus necesidades nutricionales por vía oral, por lo que se recomienda el mantenimiento de nutrición enteral por sonda hasta que sea posible alcanzar > 60% de los requerimientos por vía oral.

Otro de los aspectos que aborda este informe, es el de valorar la posible reorganización de los Servicios o de las Unidades de Nutrición Hospitalarias para apoyar las necesidades asociadas con el soporte nutricional de los pacientes con Covid-19 que están hospitalizados.