Marta Villanueva.

Por Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS

El texto del “Anteproyecto de Ley por la que se modifican diversas normas para consolidar la equidad, universalidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud” es ya conocido y en este sentido entendemos que debe contar con un amplio consenso prestando especial atención a las alegaciones que se planteen, además de contar con solidez y suficiencia financiera.

En cuanto al posicionamiento de la Fundación IDIS relacionado con la colaboración público-privada, desde la Institución se emitió un Comunicado que reflejaba nuestro posicionamiento al respecto. En él se subraya el hecho de que, aunque se deroga la Ley 15/1997 sobre nuevas fórmulas de gestión, se incorpora su contenido íntegro al artículo 47 de la Ley General de Sanidad del año 1986, lo cual refuerza su conveniencia.

En este sentido, dada la crisis de recursos a la que se enfrenta nuestro sistema sanitario público después de la pandemia, es imprescindible la implantación de sistemas que sean eficientes, flexibles y transparentes. La gestión pública directa es en nuestra opinión inadecuada para impulsar el dinamismo y la competitividad que requiere un sector tan complejo como el sanitario. Si, además, se propone extenderla al modelo sociosanitario, consideramos la propuesta especialmente grave y fuera de contexto.

Si no se cuenta con los recursos del sector privado pierden los ciudadanos y la equidad se resentirá

Finalmente, es importante señalar la falta de mención expresa en la Ley al papel y la aportación a los recursos sanitarios privados, tanto a nivel de provisión hospitalaria como de aseguramiento. Si algo ha quedado claro a lo largo de la pandemia es que el sector sanitario privado es imprescindible no solo para garantizar la calidad de la asistencia sanitaria, sino para garantizar el acceso a la misma.

Llegados a este punto es preciso insistir, una vez más, en que el sector sanitario privado dispone de una dotación de 441 hospitales en España y 50.960 camas de hospitalización, emplea a 278.291 profesionales en nuestro país, lleva a cabo más del 30% de las intervenciones quirúrgicas y cerca del 25% de los ingresos hospitalarios, las altas y las urgencias de todo el territorio nacional, siendo propietario de cerca del 40% de los recursos sanitarios de nuestro país.

Por último, el papel de la sanidad privada como apoyo fundamental para el sistema público es considerado clave por los españoles, como ha quedado de manifiesto en el informe Sanidad en España. Encuesta de percepción, un trabajo llevado a cabo por SIGMA DOS para la Fundación IDIS. De hecho, las respuestas muestran como el 76,1% de los españoles considera necesario o muy necesario impulsar la cooperación entre la sanidad privada y pública para promover un modelo sanitario y sociosanitario más sostenible.