La consulta dental post COVID-19, un aliado en la promoción de la salud

293

Por Antonio Bujaldón, presidente de SEPA, y Miguel Carasol, coordinador de los Grupos de Trabajo de SEPA

A una consulta dental acude un elevado porcentaje de personas con una o varias enfermedades crónicas, cuyo número y gravedad se incrementan con la edad. La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y la Fundación SEPA, a través de la iniciativa Alianza por la Salud General y Periodontal, trabajan desde hace años con otras sociedades médicas en la detección precoz de estos cuadros o de sus factores de riesgo en la consulta odontológica, así como en el manejo de las enfermedades periodontales cuando actúan como un elemento de riesgo más en el desarrollo de estos procesos, como sucede con la patología cardiovascular aterosclerótica o con la relación bidireccional demostrada en el caso de la diabetes mellitus..

MIguel Carasol, coordinador de los Grupos de Trabajo de SEPA.

Actualmente, y debido a la situación impuesta por la pandemia de coronavirus, en las consultas dentales no será infrecuente atender a personas que han padecido la COVID-19 sintomática en cualquiera de sus fases de gravedad. Además, se sabe que las consecuencias de la infección por SARS-CoV-2 perduran tras el alta hospitalaria del paciente, especialmente en los casos más graves, y el riesgo de padecer patología importante con el tiempo se eleva de manera considerable. Sin duda, un problema importante y no resuelto es el futuro incierto que aguarda a los pacientes que han conseguido vencer al coronavirus.

Siendo conscientes de esta realidad, SEPA asume que la consulta dental puede y debe jugar un papel importante en el ámbito de la prevención de enfermedades no solo de la cavidad oral, además de sus complicaciones asociadas y la promoción de la salud. La estrecha vinculación entre salud periodontal y salud general, así como la importancia que adquiere contar con un buen estado de salud global para afrontar con mayores garantías la posible infección por SARS-CoV-2, pone en valor el cuidado bucodental en estos momentos.

Por eso, desde SEPA consideramos que los equipos dentales pueden contribuir al cuidado bucodental de los pacientes, manteniendo unas bocas sanas que permitan prevenir complicaciones que se pueden pagar caras en la fase post COVID-19.

Factor de riesgo en patología cardiovascular

Desde la perspectiva periodontal está ampliamente demostrado el papel de la periodontitis como factor de riesgo para la patología cardiovascular aterosclerótica (expresada clínicamente como isquemia coronaria, ictus o patología vascular periférica), y también para la diabetes mellitus, así como para determinados cuadros de neumonía, fundamentalmente nosocomial, sin olvidar que estas enfermedades figuran entre las complicaciones que se pueden desarrollar durante o tras la infección por el virus SARS-CoV-2.

Por tanto, ahora más que nunca, hemos de estar unidos por la salud. Desde SEPA creemos que es fundamental incorporar a las consultas sencillos procedimientos y protocolos necesarios para detectar de forma precoz el riesgo cardiovascular (incluida la hipertensión arterial), así como de la existencia de prediabetes o diabetes, y establecer las medidas oportunas para prevenir y tratar la patología periodontal en sus formas más tempranas. El fin último es disminuir el riesgo global de patología sistémica, especialmente en los pacientes de edad más avanzada, con enfermedades crónicas previas o que hayan padecido la infección por coronavirus con sus posibles complicaciones y secuelas.

Virus with dental implants and dental tools isolated on blue background. 3d illustration