Por Jordi Espadaler Mazo, director de Innovación AB-Biotics

Un reciente estudio clínico, liderado por investigadores mejicanos y españoles, muestra como una fórmula de cuatro cepas probióticas actúa eficazmente reduciendo la carga viral y los síntomas de la infección por SARS-CoV-2, incrementando los anticuerpos específicos contra el virus1. Nuevos resultados apuntan a que el mecanismo de acción implicado en estos efectos beneficiosos estaría relacionado con un aumento de Interferones de tipo-I2 (IFN tipo-I), abriendo la posibilidad de optimizar la inmunidad frente a una amplia variedad de infecciones respiratorias víricas.  

Estos nuevos datos, presentados en el Congreso de Biología Experimental (EB2022) celebrado en Philadelphia (EEUU)2, muestran que, en comparación con el placebo, la ingesta oral de una combinación específica de 4 cepas probióticas (AB21®) en pacientes con COVID-19 durante 30 días resultó en un aumento significativo de IFN tipo-I en suero. Esto resulta especialmente relevante si se tiene en cuenta que los niveles del IFN-β, principalmente, se correlacionaron con niveles más altos de anticuerpos IgM e IgG específicos de SARS-CoV-2 y con la desaparición más rápida de algunos síntomas en estos pacientes.

Una combinación exclusiva de cepas probióticas orales ha demostrado por primera vez una activación de la inmunidad humoral contra un virus respiratorio (SARS-CoV2) asociada a la estimulación tónica de interferones de tipo-I

Estos hallazgos ayudan a perfilar mejor el mecanismo de acción de la fórmula probiótica AB21TM (que incluye tres Lactobacillus plantarum y un Pediococcus), estimulando la respuesta antiviral mediante la inducción de IFN tipo-I y activando la respuesta inmune sistémica a través de la producción de anticuerpos2 Esta estimulación de IFN que se provoca es de bajo nivel, pero sostenida en el tiempo (estimulación “tónica”), a diferencia de lo sucedería con una administración aguda de interferón.

Una base sólida

En experimentación animal ya se ha documentado como la microbiota intestinal puede proteger de la infección viral pulmonar mediante la estimulación de la señalización tónica del IFN tipo-I, que puede tener actividad antiviral directa y, al mismo tiempo, estimular células B productoras de anticuerpos, células Natural Killer y otras poblaciones de células inmunes. De la misma forma, se ha comprobado que un aumento en los niveles de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 se asocian con una eliminación más rápida de infecciones y una mayor protección contra la reinfección en todas las variantes virales.

El nuevo hallazgo se ha derivado del análisis de un grupo de pacientes, seleccionados de forma aleatoria del estudio principal con 300 participantes1. Los resultados muestran que el tratamiento con probiótico AB21™ resultó en un mayor aumento de IFN-α en suero el día 30 (p=0.007) y de IFN-β en los días 15 y 30 (p<0,001) en comparación con el placebo. El aumento de IFN-β a lo largo del estudio se correlacionó con la elevación de IgM e IgG específica de SARS-CoV-2 (ambos, p<0,001) y, con una menor duración de tos y fiebre. Por otro lado, el IFN-α se vinculó con el incremento de IgM. Los pacientes se beneficiaron de estos efectos del probiótico independientemente de su sexo, fecha de inicio de los síntomas, edad o comorbilidades.

Estos resultados podrían ser de especial interés para el abordaje de infecciones por virus respiratorios, especialmente en pacientes más frágiles por patologías respiratorias de base o factores de riesgo que necesitan reforzar su respuesta inmune.

                     

Bibliografía

1. Gutiérrez-Castrellón P, Gandara-Marti T, Abreu AT. Probiotic improves symptomatic and viral clearance in Covid19 outpatients: a randomized, quadruple-blinded, placebo-controlled trial. Gut Microbes 2022 Jan;14(1):2018899

2. Gutiérrez-Castrellón P, Gandara-Marti T, Espadaler-Mazo J. Probiotic Effect on SARS-CoV2 Immunity Is Associated to Type-1 Interferons: A Post-Hoc Analysis of a Randomized, Placebo-Controlled Trial. FASEB Journal 2022, 36(S1):R2343