Abordaje del RCV: más integral y multidisciplinar

313

El conocimiento en Medicina se duplica cada dos o tres años, y lo mismo ocurre en el abordaje del riesgo cardiovascular (RCV), que ha vivido un año excelente. Así lo hemos podido comprobar con motivo de la primera edición de la Revisión Anual de los Congresos de Riesgo Cardiovascular (ARC RCV).

En estas jornadas, celebradas recientemente en Madrid, hemos aprendido lecciones muy interesantes en relación con el riesgo cardiovascular, como, por ejemplo, novedades increíbles en el tratamiento para la insuficiencia cardiaca que vienen de la mano del tratamiento de la diabetes, los beneficios del manejo intensivo de la reducción de lípidos en sangre, la reducción del riesgo cardiovascular con el control de la diabetes con nuevos fármacos más allá de la reducción de la HbA1c o los impresionantes beneficios del empleo de los anticoagulantes orales directos frente a la anticoagulación tradicional con anti-vitamina K.

Las nuevas indicaciones nos permitirán reclasificar a muchos pacientes y utilizar mejor los recursos

En esta reunión acreditada, que nace con vocación de continuidad, nos hemos reunido cerca de 200 médicos de diferentes especialidades procedentes de toda España. Sin duda, ha sido una gran oportunidad para analizar el momento que estamos viviendo y todas las novedades que se han presentado durante los 12 últimos meses.

Entre estas novedades, tal vez destacaría un cambio de paradigma relacionado con la prevención. Dejamos de hablar tanto de prevención primaria -sin evento cardiovascular- frente a prevención secundaria -con evento presente-, y comenzamos a hacer una valoración mucho más global e integral del riesgo cardiovascular o cardiometabólico hablando de muy alto, alto, moderado o promedio riesgo cardiovascular, independientemente de se haya producido ya un evento o no, puesto que podemos predecir mucho mejor ahora el riesgo absoluto -real- que una persona concreta puede sufrir en los siguientes años. Probablemente, esta nueva clasificación nos hará reubicar a muchas personas en riesgo y, seguramente, también nos ayudará a utilizar mejor los recursos.

El abordaje en España

El objetivo del ARC de riesgo cardiovascular ha sido revisar las comunicaciones y las sesiones plenarias más relevantes de los principales congresos internacionales. En España la realidad es compleja debido a la división de nuestro sistema sanitario en 17 modelos de salud. Un ejemplo de esta diversificación es que el abordaje del RCV lo capitanea un endocrino en algunos hospitales, mientras que en otros puede ser un cardiólogo, un internista o un nefrólogo.