Reino Unido quiere sus hospitales con “cero emisiones”

9680

El cambio climático es un reto de toda la sociedad y es el sector sanitario un potencial dinamizador de su concienciación y llamada a la acción. Esta es la principal conclusión del encuentro organizado por la embajada de Reino Unido en Madrid con el apoyo del National Health Service (NHS) británico, ECOEDES, la OMC y GSK, entre otras instituciones.

El NHS un “orgullo” de Reino Unido

El NHS es el orgullo de Reino Unido. Nació británico en 1948 y tiene también su organización inglesa, pero sigue siendo un patrimonio del Reino Unido. El embajador en España, Hugg Elliot, presentó el encuentro “España y Reino Unido, construyendo Sistemas de Salud Sostenibles”. Porque apenas un incremento de 1,5 grados celsius ya está ocasionando inundaciones, sequías, temperaturas extremas, o cambios en los patrones geográficos de vectores como los mosquitos, que transmiten distintas infecciones al ser humano.
Y todo esto entra dentro de dos ámbitos: de la salud pública, por su impacto, y de la actividad del sector sanitario, que produce el 10% del CO2 mundial.

“en 2007 todos los proveedores del NHS deberán ser ecosostenibles”

Papel del sector sanitario

Para los expertos y expertas congregados en las dos mesas redondas del encuentro en la embajada de Reino Unido, el sector sanitario puede ser un dinamizador de la conciencia y la acción sobre el cambio climático.
Reino Unido muestra el compromiso del NHS en la disminución del CO2 y el consumo de energía sostenible. Y lo hace en boca de su Chief Sustainability Officer, el Dr. Nick Watts con una afirmación clara: en 2027 todos los proveedores del NHS deberán ser ecosostenibles.

Watt es un experto que ha trabajado en las conexiones entre los profesionales de la medicina, la salud pública y el cambio climático.Como máximo responsable del NHS en cuestiones medioambientales, cree que la pandemia ha acelerado los cambios hacia una conciencia y determinación de abordar el cambio climático en sanidad que resume con una palabra que recuerda a las películas de superhéroes de Marvel: es “inevitable“.

Cambio climático y política

La cuestión es qué otros sistemas sanitarios en el resto de mundo tratarán de impulsar con el mismo convencimiento acciones concretas en sus estructuras asistenciales.

Victor Viñuades (ECOEDES) moderó a los ponentes Nick Watts (centro) y Pilar Aparicio.

España podría ser uno de estos. Pilar Aparicio explica de forma general el impacto del cambio climático en la salud. La Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación que dirige tiene una doble responsabilidad. Por eso, no sólo le preocupa el impacto en la salud de la sociedad, tanto de las personas sanas como de los enfermos, sino el impacto en la calidad de los procesos. Y la disminución de la producción de CO2 pasa por establecer objetivos y estándares de calidad.

En Reino Unido el cambio climático no es un arma política que proporciona ventajas a unos y provoca la oposición de otros. Por eso, todos los partidos políticos británicos están a favor de acciones a distintos niveles, y eso facilita que se produzcan cambios reales. Porque está en la agenda política, y está en una fase avanzada donde ya se establecen objetivos en todo un sector como es el sanitario.

En España es preciso encontrar un mayor consenso y que desde las CC.AA. asuman el papel que tienen en concretar las políticas eficaces que propicien la disminución de la huella de carbono.
La sanidad está compuesta por distintos profesionales que velan por la salud. Como decía Churchill, ese “estado transitorio que no nos depara nada bueno”. Los médicos y médicas tienen la responsabilidad de conocer más sobre cómo afecta a sus pacientes el cambio climático. Desde la Organización Médica Colegial ya están dando los primeros pasos.