¿Qué patologías les preocupan a las personas?

26572

Cáncer y Alzheimer tienen aspectos en común. No sólo su conexión con el estrés y la afectación del sistema inmunitario (en el caso del cáncer) o la disminución de la reserva cognitiva del individuo (para el Alzheimer). Cáncer y Alzheimer son la primera y la segunda causa de preocupación de llegar a padecerlas por la población. Un estudio de IPSOS profundiza en estos aspectos.

“La sociedad percibe el riesgo que le toca de cerca, y su preocupación debe dirigir los focos de atención de las administraciones públicas”

¿Que enfermedades nos preocupan?

El ictus le sigue en tercer lugar. La COVID-19 se sitúa en la cuarta posición. Los datos vienen del estudio de la consultora IPSOS para la Fundación Pascual Maragall. El estudio se realizó en prepandemia (2019, n=1.000) y se actualizó en junio de 2020 con 1.000 entrevistas adicionales a las primeras.

La sociedad percibe el riesgo que le toca de cerca, y su preocupación debe dirigir los focos de atención de las administraciones públicas.

Analizado por bloques de patologías destacan las enfermedades cardiovasculares, ictus e infarto (47% y 40%), y las relacionadas con la salud mental, como la demencia y la depresión (64% y 30%). Pero la enfermedad más temida por casi la mitad de la población encuestada (48%) es el cáncer, así como la patología que más nos preocupa padecer algún día.

Las administraciones responden a estas necesidades

Los responsables políticos responden con estrategias que tratan de trazar objetivos comunes con la coordinación del ministerio y las CC.AA. Así funciona el sistema sanitario en España.

La Estrategia Nacional de Cáncer (2021), el Plan Integral de Alzheimer y otras demencias (2019-2023), o la estrategia de salud cardiovascular (ESCAV) cuyo borrador se preparó el año pasado. Son algunos ejemplos.

Estrategias en tiempo real

Sin embargo, muchas de las estrategias se han visto superadas por los acontecimientos. Toda la asistencia sanitaria se ha visto superada, y ahora concretamos la evidencia del impacto de la pandemia. Los planes que debían atender a las grandes preocupaciones sanitarias se han visto alterados.

“El cáncer no espera”

Un informe de IQVIA ha abordado la situación del cáncer en España. Desde el inicio de la pandemia ha habido 62.000 menos pacientes diagnosticados de cáncer. La jornada “el cáncer no espera” resume bien la situación, en la que destacdos oncólogos y otros especialistas analizaron la situación.

Sin screenings ni consultas

Se estima que un 20% de los pacientes con cáncer en España no fueron diagnosticados durante el año 2020. Las razones: congelación de screenings y disminución de los pacientes en las consultas.

Algunos apuntan a la población con cáncer oculta que empezaremos a ver. La reducción de las intervenciones quirúrgicas alcanzó casi el 50% en el momento álgido, y todavia no se ha recuperado.

Se han dejado de programar 31.000 cirugías en pacientes oncológicos desde la pandemia. Los retrasos en los tratamientos también se produjeron. La telefarmacia puesta en marcha por la farmacia de hospital contribuyó a mitigar este problema.

“Los planes y estrategias debe ser documentos vivos, que se actualicen para priorizar según el entorno vaya evolucionando”

Respuestas en tiempos de incertidumbre

A estos y otros problemas de salud se ha respondido desde las administraciones con planes y desde los centros sanitarios con los medios y recursos disponibles, con la COVID-19 en paralelo.

Pero estas situaciones nos obligan a revisar de manera permanente dónde nos hayamos en cada momento. Los planes y estrategias debe ser documentos vivos, que se actualicen para priorizar según el entorno vaya evolucionando. El lanzamiento de una Estrategia Nacional no es el final del proceso, es apenas el comienzo. Nunca hemos afrontado una incertidumbre que nos obligue, más que nunca, a una revisión de todos los planes de manera permanente.