Premios BiC

La transparencia informativa y la implantación de medidas preventivas y asistenciales frente a covid19 contribuye al pánico de mercados y sociedad.

El sistema sanitario lo forman distintos agentes, cada uno con su papel en esta nueva crisis epidémica. Las autoridades sanitarias están haciendo lo correcto que es anticipar, planificar, evaluar y, sobre todo, practicar una política de transparencia informativa con la sociedad y con el propio colectivo sanitario.

Las mujeres y hombres que realizan labores asistenciales ofrecen su conocimiento, preparación y vocación asistencial asumiendo riesgos que obligan a tomar todas las medidas preventivas. Pero el contagio del personal sanitario es un riesgo, y su prevención tiene una imagen alarmante.

Todos hemos visto aparatosas camas enfundadas en plástico, fruto del aislamiento necesario, cuyas imágenes impactan aún más en las personas no conocedoras de estos procedimientos.

El papel de cada agente sanitario

Volviendo al papel de cada agente del sector sanitario, también necesitamos la contribución del sector industrial, incluyendo la investigación de vacunas y de la posibles antivirales. Ambas estrategias preventivas y terapéuticas pueden contribuir a luchar contra el pánico que desata el covid19 entre la población.

La OMS ha elevado el riesgo de propagación de este coronavirus a “muy alto”. En realidad, algo esperable por la comunidad científica y los especialistas en medicina preventiva.

Hacer bien las cosas no impide el pánico de las personas, de las empresas y de los sectores

Pero a las quince días, el daño pulmonar o de otros órganos puede resultar irreversible, y el causante es el propio sistema inmunitario del individuo. Es la inflamación desencadenada la responsable del daño avanzado de la infección, lo que hace inútil ya el tratamiento antiviral frente al covid19.

Hacer bien las cosas no impide el pánico de las personas, de las empresas, de sectores en su conjunto, un pánico mundial en el que estamos inmersos. Es parecido a lo que le ocurre a la persona que contrae una infección como la del covid19: al principio el virus es atacado por el sistema inmunitario del individuo que se defiende.

80 ensayos clínicos en marcha

La vacuna frente al covid19, si llega finalmente, no será antes de 12 meses.

Más de 80 ensayos clínicos están en marcha con medicamentos desarrollados para tratar el ébola, la malaria o el VIH. Los inhibidores de la proteasa y derivados de la vieja cloroquina (no es un antiviral pero muestra actividad frente a covid19) son los medicamentos ensayados.

Vacunas y antivirales en estudio

Conviene recordar que no se ha desarrollado nunca una vacuna para un coronavirus, se está tratando de acelerar la obtención de la misma, pero no tardará menos de 12 meses. Además, ya está la investigación de las compañías trabajando en un medicamento antiviral.

Uno muy prometedor es remdesivir, que ha demostrado eficacia in vitro frente a otros coronavirus (MERS y SARS) y frente al ébola. En esta carrera contrarreloj, es Gilead quien más experiencia en antivirales aporta.

Un antiviral prometedor: remdesivir

Por ello, si los ensayos clínicos con remdesivir son un éxito, se salvarán muchas vidas, especialmente en países con un buen sistema sanitario que pueda proporcionar al paciente el antiviral cuanto antes. No obstante, su eficacia dependería de iniciar de manera precoz el tratamiento, antes de que el daño en el organismo sea irreversible. El reto será ayudar con esfuerzo a los países que lo necesiten y con sistemas sanitarios deficientes.

Se están ensayando diversas moléculas, la más prometedora es el antiviral remdesivir, de Gilead.

Una vacuna o un antiviral podrían contribuir a rebajar el pánico mundial

Por eso un tratamiento o una vacuna contribuirá a proporcionar tranquilidad en un contexto de pánico mundial en el que el motor de la economía ya sufre las consecuencias de la sobrerreacción ante la epidemia en expansión.

SOCIEDADES CIENTÍFICAS Y EXPERTOS claves para proporcionar confianza

Las sociedades científicas y sus expertos están también ofreciendo su colaboración con las administraciones sanitarias. Resulta imprescindible que en las CC.AA. colaboren estrechamente participando activamente en los comunicados. Todos son útiles porque todos contribuyen desde sus capacidades y desde su representación.

Me resulta gracioso leer algún comunicado de algún colectivo no médico que busca su dosis de protagonismo lanzando comunicados de “felicitación a las autoridades por la gestión del coronavirus”. Algunos de estos colectivos ni entienden ni son expertos, y no deberían arrogarse una evaluación que no les compete y resulta ridícula. En este país, se juntan cuatro, montan un círculo y opinan de todo.