No se puede dar la espalda a las agresiones a sanitarios

14567
La política de "cero covid" apenas ha contenido el virus casi tres años, pero las consecuencias están siendo devastadoras en China.

El rechazo a la propuesta de abordar las agresiones a sanitarios pone un borrón de fin de año en el Congreso de los diputados de cara a los profesionales. De manera incomprensible, la Proposición de Ley (PL) impulsada por el Grupo Popular ha contado con el rechazo de los grupos de Gobierno, el Socialista, Unidas Podemos y otros representantes. El Grupo Popular ha contado con el apoyo del Grupo Vox, Grupo Ciudadanos y Foro Asturias.

Prevenir las agresiones

La PL fue defendida por la portavoz Elvira Velasco en el pleno de la cámara. Su objetivo: prevenir y evitar el riesgo de los sanitarios de sufrir actos de violencia. Aunque no es un problema nuevo, las agresiones en centros sanitarios siguen siendo frecuentes. En 2021 se han incrementado un 20% superando las 10.000 agresiones, la mayoría a médicas (77%) y personal administrativo femenino.

Resulta incomprensible que 187 diputados y diputadas se hayan opuesto, y sólo 155 parlamentarios hayan apoyado esta PL.

“Resulta incomprensible que 187 diputados y diputadas se hayan opuesto, y sólo 155 parlamentarios hayan apoyado esta Proposición de ley”

La mayoría de los actos de violencia no son físicos, pero es preciso acabar con los insultos a médicas y el riesgo de las agresiones. Si esto no se soluciona estamos afectando a la calidad de vida de la persona agredida, y estamos fallando en la protección del ejercicio de una labor fundamental como es la sanitaria.

Sin duda, como aclara la portavoz popular Elvira Velasco, la presión de la falta de recursos y la sobrecarga asistencial puede incidir en más agresiones.

Este argumento lo han recogido desde Unidas Podemos y lo han estirado en exceso. Por eso, resulta peligroso justificar el rechazo a proteger y abordar las agresiones a sanitarios (y el rechazo a la PL) porque “no haya citas médicas, esperan horas a ser atendidos o le digan que esperarán un año“. Justificar una agresión no es el camino para evitarla y prevenirla.

El sistema sanitario necesita más recursos, y también más seguridad, pero no será posible abordar este problema sin más consenso.

Preocupación del Gobierno

Para Ana Prieto, portavoz del Grupo Socialista, las agresiones son un problema de gran relevancia que afecta al sistema sanitario. Prieto ha destacado que el Gobierno lleva años trabajando en evitar las agresiones a sanitarios.

“los médicos y médicas de España ya saben que las agresiones verbales y físicas, de momento, no contarán con un abordaje adicional a un problema que crece y no parece que vaya a remitir”

La portavoz socialista recordaba las 27 preguntas formuladas por la oposición y contestadas en Congreso y Senado, así como las campañas del ministerio de sanidad en este sentido.  Un apoyo a la PL hubiera sido una buena manera de seguir apoyando la prevención de las agresiones, pero no ha sido posible.

Para Juan Luis Steegmann, portavoz del Grupo Vox, resulta intolerable que los grupos de izquierdas no apoyen esta PL y reclama dignificar la profesión. Los sanitarios merecen la misma protección que los parlamentarios, añade el diputado.

Para Guillermo Diaz, portavoz de C’s, la PL estaba cargada de buenas intenciones, pero matizaba que debía ser mejorada en el periodo de enmiendas.

Los médicos y médicas de España ya saben que las agresiones verbales y físicas, de momento, no contarán con un abordaje adicional a un problema que crece y no parece que vaya a remitir.