Madrid quiere abordar la brecha de género en sanidad

10735
Eugenia Carballedo (centro), presidenta de la Asamblea de Madrid, flanqueada por Carmen Castell y Marta Marbán.

La Asamblea de Madrid y el Grupo Parlamentario Popular han abierto las puertas a reflexionar sobre talento, salud y mujer en las Jornadas “Mujer y sanidad”. La Jornada ha contado con el presidente de la Comisión de la Mujer, Jaime de los Santos, que inauguró la primera mesa que abordaba los aspectos profesionales de la brecha de género en sanidad.

La presidenta de la Comisión de Educación y miembro también en la Comisión de la Mujer, Carmen Castell y la presidenta de la Comisión de Sanidad, Marta Marbán, estuvieron en el encuentro, junto a otros miembros de las comisiones.

Jaime de los Santos en la presentación de la mesa “Hacia una sanidad sin brecha de género”.

El portavoz del grupo parlamentario popular, Alfonso Serrano fue el encargado de abrir las Jornadas desgranando la razón de ser de las mismas y el interés de su grupo parlamentario en materia de igualdad y de reducción de la brecha de género. Para Serrano es una apuesta inequívoca de la Comunidad de Madrid.

El portavoz de la Comisión de Sanidad en la Asamblea de Madrid y senador, Eduardo Raboso, también participó en el encuentro, moderando la segunda mesa centrada en salud y mujer. La apuesta del grupo popular por analizar de la mano de expertas y expertos las diversas visiones ha sido un primer movimiento, un primer paso, en abordar una realidad que afecta a la primera empresa de cualquier región: la sanidad pública.

Transversalidad: parte de la solución

La transversalidad a este reto complejo es parte de la solución a la presencia de la mujer en puestos sanitarios de liderazgo. Por eso, la participación activa del presidente de la Comisión de la Mujer, Jaime de los Santos, ilustra este punto.

El diputado autonómico y senador trazó de manera sutil cómo la cultura históricamente nos ha llevado a pequeños sesgos que explican algunos hábitos. En la apertura de la mesa “Hacia una sanidad sin brecha de género”, De los santos dejó claro su compromiso personal por ir más allá de las palabras e incorporar a los hombres al impulso del feminismo sin enfrentamientos.

Esther Platero, portavoz del grupo popular en la Comisión de la Mujer de la Asamblea dejó claro que en esta meta de la igualdad “no hay colores políticos”.

Fórmulas de éxito

Las ponentes explicaron cómo potencian el talento femenino en las compañías “Trabajar, construir y hacer” concretaba Ana Argelich, directora general de MSD que concretaba programas específicos. Argelich puede hablar por experiencia propia. Para Laura Yvenou, de Sanofi, resulta clave “acompañar y formar a los talentos jóvenes”.

La propuesta de la farmacia comunitaria y hospitalaria vino de la mano de Ana López-Casero. Cuando se trata de profesiones liberales como la farmacia comunitaria, las mujeres están muy presentes. Además, ocupan más del 50% de los cargos colegiales provinciales de farmacia y son el 75% de los profesionales especialistas en farmacia hospitalaria.

La brecha en sanidad

El director general de hospitales e infraestructuras de la consejería de sanidad de Madrid, Fernando Prados, realizó el diagnóstico del problema de la brecha en sanidad. Su presencia en el acto ya indica el talante de Prados. Como médico de urgencias y emergencias de formación, el director general está acostumbrado a trabajar en condiciones extremas con sus compañeras médicas.

“Fernando Prados tiene el mayor de los retos: tras un diagnóstico, tratar de encontrar una solución”

Y sabe las dificultades que eso implica, especialmente fuera de España en misiones en países con una marcada cultura machista.

Pero Fernando Prados tiene el mayor de los retos: tras un diagnóstico, tratar de encontrar una solución. Una solución que debe venir de un trabajo conjunto entre legisladores, gestores y responsables políticos sanitarios. Y eso lo facilita que la Asamblea de Madrid apoye que las Comisiones de la Mujer y de Sanidad analicen la brecha de género y escuchen las aportaciones del sector.

Prados estableció la ventana en la que la mujer médica pierde el ritmo de adquisición de conocimiento intensivo. Así, entre que acaban el MIR y llegan a los 40 años (la ventana “joven”), sus compromisos familiares y personales la impiden en ocasiones centrarse en su carrera.

Cualquier medida dirigida a abordar este periodo profesional ayudaría a que hubiera más médicas en jefaturas de servicio. Como también sería dar preferencia a los últimos años de desempeño médico para los puestos de responsabilidad, aquellos más alejados de la ventana joven mencionada.

Eduardo Raboso y Carmen Castell en la mesa sobre “salud y mujer”.

Fernando Prados hizo un llamamiento para que se estudien “políticas que faciliten que la sanidad alcance todo su potencial” en alusión a la presencia de médicas en puesto de liderazgo.

Salud y Mujer

La segunda mesa analizó los sesgos en la atención sanitaria con la perspectiva de los tratamientos y la investigación  por parte de Juan Vera, director general de Organon.

Mercedes Navío, psiquiatra y coordinadora de salud mental de la Consejería de Sanidad de Madrid, explicó los sesgos en enfermedad mental. Iria Miguens, médica urgencióloga y coordinadora de MUEjeres en SEMES (Soc. Esp. de Medicina de Emergencias y Urgencias), explicó cómo muchos de los protocolos deben adaptarse a las mujeres, porque están pensados para hombres. Recordó que sólo el 19% de los primeros autores que publican son mujeres.

Si me preguntan dónde hay más posibilidades de que se avance en abordar la principal brecha de género en nuestro país, Madrid parece que está dando los pasos más decisivos.