Los retos sanitarios de otoño

12576

El verano ya ha comenzado, y con él la cuenta atrás para un otoño con muchos deberes de los responsables políticos autonómicos y del Gobierno de España. Nos situaremos en septiembre a ocho meses de elecciones municipales y autonómicas previstas para mayo de 2023, y todos los que concurran querrán llegar con los deberes hechos en materia sanitaria.

Recientemente, el debate del estado de la nación se ha convertido en el debate del estado de la pandemia. Porque parece razonable que, en medio de una emergencia de salud pública mundial, todo tenga un enfoque de pandemia. Sabemos que la situación de altos contagios y las olas sucesivas de COVID-19 deben evolucionar a una nueva fase endémica. Pero no sabemos a ciencia cierta en qué momento llegará esta fase.

“hay que resolver tanto problemas que tienen que ver con la COVID-19 como con el resto de las enfermedades, identificando su evidente conexión, relación o condicionamiento

Entorno económico

La sanidad no puede abstraerse del entorno económico. Afortunadamente, el refuerzo de la sanidad en los comienzos de la pandemia ha sido el primer paso que han entendido los Gobiernos de los distintos países, ahora falta mantenerlo y llevarlo a la práctica en el actual entorno.

Cómo responder a la necesidad de impulsar la sanidad, y la  salud de la sociedad española, requiere de la colaboración de las instituciones y de los partidos representativos.

Y se trata de resolver tanto problemas que tienen que ver con la COVID-19 como los que tienen que ver con el resto de las enfermedades, identificando su evidente conexión, relación o condicionamiento.

COVID-19 y retos sanitarios

La presente ola será sucedida por una nueva ola, y parece que se seguirá repitiendo. Una nueva ola cada tres meses, asegura la experta Christina Pagel en el British Medical Journal. Lo que significa que la perspectiva de COVID-19 no puede dejar de considerarse en cualquier plan o programa sanitario.

Y eso requiere inversión para mantener la vigilancia y la asistencia de COVID-19 en los niveles adecuados, sin menoscabo de la asistencia sanitaria habitual.

Recesión a las puertas

Estados Unidos acaba de entrar en recesión técnica, tras el dato de crecimiento económico negativo de dos trimestres. La inflación es ya un fenómeno mundial, provocado por el exceso de estímulos económicos que empezaron con la COVID-19. Además, la crisis de suministros de mercados como el chino, la crisis energética y el impacto de la guerra provocada por la invasión de Rusia en Ucrania son factores que muestran un entorno económico complicado.

La buena noticia es que el empleo, tanto en España como a nivel mundial, se ha incrementado. Pero el paro siempre sube con retraso en las crisis, aseguran los expertos. Y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, celebra los datos de empleo pero alerta sobre el la desaceleración del empleo y pide “prudencia” con dichos datos.

“El Gobierno de España da el primer paso en la elaboracion de los presupuestos generales del estado (PGE) y aprueba un techo de gasto para 2023 que superan en 48.000 millones

PGE de 2023 de España

España intenta recuperar su economía y volver a los niveles prepandemia. Somos el país de los grandes de la UE que más tarde recuperará su economía, alcanzando los niveles del PIB de 2019. En este contexto, El Gobierno de España da el primer paso en la elaboracion de los presupuestos generales del estado (PGE) y aprueba un techo de gasto para 2023 que superan en 48.000 millones a los PGE prepandemia de 2019

Hay mucho gasto social detrás de este incremento en los PGE, pero no hay nada más social ni que cohesione más que la sanidad. Los presupuestos sanitarios corresponden en su mayor parte a las CC.AA. Sin embargo, se nutren las regiones de algunas partidas que pueden recibir adicionalmente. Y el entorno económico no les es ajeno a las CC.AA, ni mucho menos.

En este punto, las prioridades sí debe marcarlas el Gobierno de España. COVID-19, cáncer, VIH, salud mental, enfermedades cardiovasculares, diabetes…la lista de la cronicidad es larga, y su elaboración un reto.

“Si el gasto social va a aumentar, no debería sufrir la sanidad ajustes provocados por la necesidad de reducir unas partidas para compensar otras”

Recursos para la sanidad: personal y medios

La sanidad tiene en su personal el mayor activo, como en cualquier empresa y organización. Para que éstos realicen su trabajo con la mayor eficiencia deben contar con el personal suficiente y con los medios necesarios. Los medios de la sanidad son todas las herramientas con las que cuentan los profesionales sanitarios, incluyendo tecnología, infraestructuras, equipamiento y medicamentos, como los más relevantes.

Alguna de estas herramientas determina el éxito en el control de una enfermedad, un éxito que puede medirse respecto a no proporcionar la alternativa necesaria. Si el gasto social va a aumentar, no debería sufrir la sanidad ajustes provocados por la necesidad de reducir unas partidas para compensar otras. Eso sería entrar en contradicción con las preferencias de la sociedad en su conjunto, de los profesionales sanitarios y de los pacientes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene entre sus retos mantener la consistencia en sus decisiones, y que la sanidad no se vea apartada a un lado en las prioridades de futuro que comienzan en otoño.