Fondos Next Generation EU, PERTE y la transformación del SNS

27227

Los fondos europeos NEXT GENERATION EU tienen en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) su primera etapa en salud en España.

El presente y el futuro del cáncer pasa por aquí” ha afirmado Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación del Gobierno de España. El “PERTE para la salud de vanguardia” fue presentado por el Gobierno por el presidente Pedro Sánchez, la vicepresidenta segunda y varios ministros, incluida la ministra Carolina Darias.
En números redondos, será casi 1.500 millones de euros, de los que casi 1.000 millones serán aportados por el sector público y 487 millones por el sector privado.

“SE ha comprendido que la i+d se está producieno alrededor del tejido asistencial del sns”

Anuncio previo

Pedro Sánchez afirmó en la presentación del PERTE, a mediados del mes pasado, que “necesitamos un Estado emprendedor que invierta, colabore y converse con el sector privado para no generar brechas de acceso y que asegure la sostenibilidad financiera“.
Un hecho crítico es que se ha comprendido que la innovación biomédica se está desarrollando alrededor del tejido de los hospitales del SNS. Así es como llega la innovación en España de la mano de las principales compañías biofarmacéuticas innovadoras.

Números de la colaboración

Se incorpora a algún ensayo clínico uno de cada 5 pacientes que cada año son diagnosticados de cáncer. De los 250.000 nuevos casos en España, un total de 65.000 tienen la oportunidad de participar en distintos ensayos, en fases más o menos avanzadas de desarrollo. Esto supone una oportunidad de acceder a una investigación puntera y de calidad.

PERTE: recursos y nuevo modelo

Y eso es posible por la capacidad de los investigadores e investigadoras y del Sistema Nacional de Salud que lo facilita. Las CC.AA. han visto las ventajas de trabajar en modelos de colaboración público-privados que permiten investigar nuevos medicamentos y productos sanitarios en España.

Para muchas multinacionales con base en Estados Unidos, en 2020 España ya es el segundo país en ensayos clínicos o pacientes de su investigación fuera de Estados Unidos.
El PERTE aporta algo que hasta ahora no aportaba o lo hacía de forma tímida la parte pública: inversión. Pero sigue siendo necesario que lo investigado contribuya directamente a la salud de los españoles y, por qué no, del resto de Europeos indirectamente.
Una de las claves serán las terapias avanzadas donde la diabetes, las enfermedades neurodegenerativas o el cáncer serán objeto de atención. La medicina personalizada de precisión será desarrollada y reforzada.

Alianza para la Salud de vanguardia

En este punto, sería crucial facilitar también que la innovación ya disponible pueda beneficiar a los pacientes que reciben terapias que requieren del diagnóstico de un biomarcador.
Para todo esto la transformación digital del SNS es una pieza imprescindible que ahora puede convertirse en algo real.
Estamos ante el primer proyecto transformador del SNS y de la investigación en España.

Una oportunidad que pasará por la colaboración fluida, transparente y abierta de lo público y lo privado. La creación de una Alianza de Salud de Vanguardia incluirá a distintos agentes, como los hospitales y los pacientes, lo que facilitará el diálogo entre el resto de miembros, como los centros de investigación, las empresas y las administraciones públicas.