Controlar la pandemia

Hasta los primeros días de agosto, Estados Unidos anunciará su parte diario de muertes. Esto supone dos meses más de fallecidos cada día que la mayor parte de los principales países de Europa, a excepción de Reino Unido. Francia, Italia, Alemania y España dejarán de anunciar muertes cada día a finales de mayo o comienzos de junio. Reino Unido tardará 15 días más. Los modelos predictivos del IHME no tienen en cuenta el eficaz control pandémico (distanciamiento social, detección y aislamiento) que varía de un país a otro.

Vuelven las trifulcas: ¿estado de normalidad?

Resulta del todo lamentable que a medida que se cree que la pandemia nos va concediendo treguas y las cifras mejoran, se recrudezcan las tensiones políticas. Una cadena de TV se permite la crítica a la distribución de mascarillas FFP2 en las farmacias por el Gobierno de Madrid. También se constata el incremento de la tensión política, como signo claro de una percepción de que estamos ya saliendo de la crisis. En lo judicial, hasta 3.000 casos se han unido para denunciar de forma colectiva al Gobierno por el fallecimiento de sus familiares.

Que la epidemia se va controlando es un hecho irrefutable, pero también que ya actuamos como si nos hubiéramos acostumbrados al parte diario de muertes

Pero mientras estas cosas suceden, una más mezquinas que otras, la realidad es que cada día se siguen anunciando muertes en muchos países, entre ellos España. Ante este aparente estado de normalidad, e inmersos en las desescaladas por fases y territorios, emergen de nuevo las trifulcas. Que la epidemia se va controlando es un hecho irrefutable, pero también que ya actuamos como si nos hubiéramos acostumbrados al parte diario de muertes. Pero ¿hasta cuándo estaremos anunciando muertes cada día?

Los mayores fallecidos habrían vivido 10 años más

Ya hemos aclarado también la duda de si en España se morían más porque la expectativa de vida hace que nuestra mortalidad por la Covid-19 se dispare respecto a otros países. Este razonamiento del ministro Pedro Duque ha sido desmentido por un estudio de varias universidades de Escocia: cada fallecido anciano por la Covid-19 ha perdido 10 años de vida.

Desde el pasado 2 de marzo, en España se comunican muertes diarias oficiales a causa de la Covid-19. Ese lejano día de marzo se comunicaron las primeras dos personas fallecidas por la pandemia en nuestro país. Durante todos y cada uno de los días siguientes se informaron de muertes. El 9 de marzo no se comunicó ninguna muerte oficial, y al día siguiente pasamos por primera vez de los dos dígitos y el Gobierno informó de 18 fallecidos. Desde entonces la curva de fallecidos ha ido acumulando miles y miles en todo el mundo, como en España.

El pico de las muertes alcanzó las 950 el 2 de abril (según las cifras oficiales españolas) coincidiendo con las primeras 10.000 víctimas. Desde entonces todos observamos la cifra incesante de fallecidos, como un parte de una guerra contra el SARS-CoV-2 que parece no tener fin. Pero a algunos países se les va a hacer aún más largo.

¿Qué no tiene en cuenta el IHME?

Los modelos predictivos del IHME (Institute for Health Metrics and Evaluation) se basan en la capacidad de los sistemas sanitarios de hacer frente a la pandemia. Para ello cuenta con las camas hospitalarias, las camas de UCI y los respiradores. Además, sus modelos siguen el número de contagios diarios y de fallecidos, y establece un rango amplio de predicción (“incertidumbre”) como se ve en la zona sombreada rosa de las gráficas.

Sin embargo, lo que no tiene en cuenta el modelo es cómo los países controlan las tres características que los expertos alertan deben cumplirse para el control de una pandemia: distanciamiento social, detección y aislamiento. Las desescaladas precipitadas o fuera de control, la falta de test diagnósticos y planes fiables para llevarlos a cabo y no poder aislar a los infectados, pueden empeorar las predicciones. Y, de hecho, lo están haciendo.

Camino de las 28.000 muertes en España

España cuenta con la cifra actual de 26.744 fallecidos. La cifra de muertos diarios está por encima del centenar pero bajando de forma clara. Rebrotes aparte, que es otro asunto de enormes dudas y preocupaciones, las predicciones muestran que hay un grupo de países en la UE que coincidirán en el final de las muertes diarias alrededor del 1 de Junio.

España, Italia, Francia o Alemania podrían dejar de comunicar fallecidos por la Covid-19 a finales de mayo o comienzos de junio. Un país tardará 15 días más en Europa, y por ello estará a mediados de Junio anunciando muertes diarias: Reino Unido.

Anunciar muertes durante el verano

Pero hay países que aún lo pasarán peor. Las predicciones para Estados Unidos del IHME elevan a 140.000 el número de posibles fallecidos hasta el 4 de agosto. En la actualidad ya superan los 80.000 y el nivel de incertidumbre es alto (ver zona sombreada en la gráfica).

Mientras que el resto de países ya no comunicarán fallecidos, las predicciones muestran todo el mes de Junio y Julio con muertes diarias en Estados Unidos

El IHME predice hasta 137.000 muertes en Estados Unidos hasta agosto.

Además, mientras que el resto de países ya no comunicarán fallecidos, las predicciones muestran todo el mes de Junio y Julio con muertes diarias en Estados Unidos. Es difícil tratar de pensar cómo se puede viajar o hacer turismo en verano cuando la primera potencia mundial sigue informando de muertes cada día.

Los modelos matemáticos muestran un amplio rango de incertidumbre, y sitúan el número de muertes en Estados Unidos en una horquilla demasiado amplia, de entre 100.000 (en el mejor de los casos) hasta 200.000 hasta comienzos de agosto.

Esta pandemia no va a darnos una tregua completa hasta que sea totalmente erradicada, lo que no ocurrirá en muchos meses.