El humo de una nueva normalidad que sigue sin llegar

418
Premios BiC

Nicholson Baker es uno de los máximos exponentes de los escritores renovadores de la narrativa norteamericana. De sus libros, la mayoría novelas, destaca uno sobre la destrucción de la civilización que produjo la segunda guerra mundial. Bajo el titulo de “Humo Humano” realiza un repaso de los origenes de la guerra más cruenta de la historia, pero lo hace a través de los titulares de los periódicos de la época.

Resulta sorprendente, y es necesario remarcarlo, aplicar una luz distinta a partir de fragmentos extraídos de periódicos y revistas de los años 30 y 40. Un mosaico de babarie, mezquindad, ignorancia, arrogancia, valentía, heroismo o sacrificio. Todo junto y revuelto. Y todo eso en un contexto en el que la humanidad se quema. Humo Humano es un libro que alguien debería reescribir con la crisis de la Covid-19.

Humo humano nos adentra en la 2ª Guerra Mundial a través de los titulares de medios de comunicación.

Porque detrás de las noticias hay personas, y el resultado de los acontecimientos con la Covid-19 es perturbador, al tiempo que la esperanza se asoma. Si la segunda guerra mundial asoló el mundo conocido, la Covid-19 ha asolado nuestro modo de vida. Pero también ha impulsado la manera en la que afrontamos la prevención y el papel que ahora tiene una indiscutible sanidad más dotada, vigilante y reconocida políticamente.

Titulares absurdos

España no ha sido una isla en el cúmulo de errores que, fácilmente identificables a toro pasado, han cometido todos los países. A lo largo y ancho del mundo, y en la UE hemos visto comentarios y hechos afirmados con grandes dosis de ignorancia, o un pueril “buenismo”. Declaraciones absurdas de razonamientos de personas destacadas en distintos países:

  • “Voy a seguir estrechando la mano de las personas” (durante la alerta pandémica decretada por la OMS)
  • “A lo sumo, en España esperamos 2 ó 3 casos de esta pandemia china”
  • “El verano matará el virus”
  • “¿Y si nos introducimos detergente en las venas…? ¿Quizás eso pueda ayudar a matar el virus…?”
  • “La pandemia está controlada”
  • “No son relevantes los casos que estamos viendo en España”

Estas afirmaciones, fácimente identificables, se han advertido tanto dentro como fuera de España.

La verdad es que no sabemos nada, pero algunas cosas las resolvemos mejor que en el pico de la pandemia en España, cuando un 2 de abril se informó del fallecimiento de 950 personas.

Muchos contagios, pocas muertes

Es general en el mundo, y especialmente en Estados Unidos, hay muchos contagios pero aún pocas muertes proporcionalmente. En Estados Unidos informan en estos días de más de 1000 muertes al día.

Ayer en España hubo un fallecido, y en los días precedentes, la cifra no supera un dígito, salvo excepciones. Pero sabemos que vendrán más muertes, porque los contagios están ahí.

En un artículo el pasado 12 de mayo les contaba algo sobre Estados Unidos que parecía poco creíble. El contexto en España se situaba en 178 muertes en ese día por la Covid-19, en una tendencia a la baja. En pleno Agosto y a tres meses vista de esta fecha, las previsiones avisaban que Estados Unidos anunciaría cientos de muertes en verano. Ayer anunciaron 1.248 fallecimientos.

Con más de 150.000 muertes ahora en Estados Unidos, éstas parecen declinar, pero las proyecciones indican que alcanzarían las 300.000 para finales de Noviembre.

El incremento exacerbado de contagios en Estados Unidos y otras zonas del mundo, como España, aún no se acompaña de las muertes proporcionales, aunque son elevadas. Con más de 150.000 muertes ahora en Estados Unidos, éstas parecen declinar, pero las proyecciones indican que alcanzarían las 300.000 para finales de Noviembre. Estados Unidos parece ser excepcional “de una manera desastrosa”, ha indicado The Economist.

Una ingente inversión dará con la vacuna

Trump ha afirmado que habrá una vacuna o un medicamento a finales de año. ¿Es créible? A dia de hoy, Estados Unidos ha puesto 13.000 milllones de dólares en distintas compañías y grupos de investigadores, parte de acuerdos con compañías y universidades.

“Es esta ingente cantidad de inversión en pocos meses lo que va a hacer que se consiga una vacuna y alguna terapia adicional”

En la UE se han invertido unos cientos de millones en investigación y lo que harán, básicamente, es comprar la vacuna con los acuerdos con algunas compañías. Las compañías farmacéuticas han invertido miles de millones de euros. Es esta ingente cantidad de inversión en pocos meses lo que va a hacer que se consiga una vacuna y alguna terapia adicional a remdesivir.

En abril empezó la carrera por la vacuna, con más de 200 en desarrollo, alguna ya ha dado muestras de eficacia de manera preliminar. Estados Unidos quiere con su iniciativa público-privada “OWS” tener 300 millones de dosis en Enero listas, asi como terapias basadas en anticuerpos como parte de su plan gubernamental.

No todos quieren el dinero federal

Pfizer ha rechazado los fondos federales porque dice que eso les ralentiza en su proceso. El diseño de los ensayos a realizar en colaboración con las agencias federales se enlentece por el propio proceso burocrático, por mucho que OWS (“Operation Warp Speed”) quiera acelerarlo, que se podría traducir como “Operación de Máxima Velocidad”. Aquí en España queremos un “total control público de la investigación” para no conseguir nada o hacerlo tarde. El control público es ahora lo menos relevante; lo que necesitamos es que la investigación sea eficiente y de resultados.