Formación Médica: las Sociedades abiertas a cambios, pero con realismo

24769

El Informe de FACME sobre la Formación Médica Continuada (FMC) aclara y facilita avanzar en las necesidades de formación  de médicos y médicas en España. Se trata de un asunto por resolver mientras le ponemos magnitud a esta formación.

El análisis de FACME sólo contempla sus Sociedades Científicas (SS.CC.) asociadas de carácter nacional. No se incluye las actividades de formación de SS.CC. regionales, Colegios y otras entidades. Sólo las entidades adheridas a FACME han desarrollado 1.600 actividades entre 2018 y 2019, la mayoría acreditadas por la Comisión de Formación Continuada del SNS u otro mecanismo.

En el momento de la llegada de los fondos para la reconstrucción, FACME solicita que la FMC siga siendo independiente, ética y que se garantice que se pueda llevar a cabo.

El ministerio informado

La propia ministra de sanidad Carolina Darias ha sido informada de los resultados de este trabajo, como afirman desde FACME. También han trasladado el contenido de su informe a la Dirección General de Ordenación de las Profesiones Sanitarias del ministerio, confirma la presidenta de FACME, Pilar Garrido.

Lo primordial es que la FMC pueda seguir siendo la herramienta esencial para la actualización del conocimiento médico. Si se trata de garantizar el reparto de los fondos, de manera consensuada y con garantías, es razonable que FACME deba ser el interlocutor. Ninguna otra entidad supera en actividades de FMC a las sociedades de FACME.

“Los 10 millones de euros del presupuesto de FMC del Plan para la Reconstrucción se sitúan entre el 1 y el 3% del total de la financiación anual actual”

Modelos realistas, bienvenidos

FACME considera que es necesario presentar alternativas realistas y viables al modelo actual de FMC. Los 10 millones de euros del presupuesto de FMC del Plan para la Reconstrucción se sitúan entre el 1 y el 3% del total de la financiación anual actual. Un 75% de esta financiación, estimada entre 340 y 876 millones de euros, proviene de compañías del entorno sanitario. Unas cifras que sólo contemplan los costes directos de la FMC por lo que están infraestimadas, aseguran desde FACME.

Un modelo que sustenta la práctica médica

Si recordamos hace escasos meses, fue necesario instruir a muchos médicos en el uso de la ventilación mecánica asistida. No sólo los intensivistas ya habituados, sino muchos internistas, urgenciólogos o neumólogos tuvieron que aprender de manera rápida la técnica con nuevos aparatos.

Códigos éticos y rigor

Esos cursos son un ejemplo más de FMC: es necesaria para llevar a cabo la práctica médica con la actualización requerida. Los fondos para estos cursos, así como las actualizaciones en multitud de materias médicas, han salido de compañías privadas en su mayoría.

Lo importante es que las SS.CC. y estas compañías tienen códigos éticos y de compliance estrictos. Preservar la independencia de la formación médica es lo que debe asegurarse, así como la suficiencia. Si estos fondos privados se pueden sustituir por fondos públicos con garantías de suficiencia, sería también una buena opción a la que nadie le pondrá reparos. Pero las magnitudes no indican que sea la opción más realista en estos momentos.