Facme muestra la realidad de la brecha de género en sanidad y ciencia

14502

La Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) ha presentado el estudio WOMEDS sobre la brecha de género en posiciones de liderazgo en sanidad y ciencia. Jefaturas de servicio, jefaturas clínicas, catedráticas de universidad o jefes de equipo en investigación, entre otros, cuentan con una infrarrepresentación de la mujer, de entre el 20 y el 40%.

Medicina, Universidad e investigación pública.

Medicina, Universidad e investigación pública han sido el foco de un análisis de los años 2019 a 2021 que supone un hito en la consecución de cifras concretas y actuales, aunque no todas las CC.AA. han respondido, ya sea de manera completa o parcial.

“FACME está consiguiendo que su fotografía de la brecha de género en sanidad comience a ser vista por el sector y anuncia que dará información periódica”

FACME está consiguiendo que su fotografía de la brecha de género en sanidad comience a ser vista por el sector y anuncia que dará información periódica. Con la visibilidad oportuna será más fácil abordar la solución de un complejo problema que afecta a todos los países en Europa y, especialmente, a España.

Otras brechas de género: la universidad y la investigación pública

La universidad, a través de la Conferencia de Decanos (facultades de ciencias de la salud) y la investigación pública, con el apoyo del ISCIII, han sido aliados para analizar los números en las areas que no son la medicina asistencial.

Para recabar los datos en medicina, en relación a las mujeres que ocupan puestos de responsabilidad, han contado con la colaboración de 12 CC.AA. Pilar Garrido, presidenta de Facme, ha dejado así una labor empezada que nos permitirá seguir la evolución de la brecha de género, primer paso para trabajar en su disminución.

Pilar Garrido, presidenta de Facme, ha dejado así una labor empezada que nos permitirá seguir la evolución de la brecha de género, primer paso para trabajar en su disminución”

Un problema con distintas causas

Que no presidan mujeres las Sociedades Cientificas (SSCC) se debe a que no hay candidatas o que no son elegidas en los procesos electorales. Tan sólo un 23% de las SSCC de Facme son presididas por mujeres. No obstante, si hay menos jefes de servicio o jefes clínicos, es menos probable que opten a presidir una sociedad.

La naturaleza de este problema difiere cuando se trata de un concurso-oposición, por ejemplo,a una plaza de jefatura de servicio de un hospital. Debemos analizar los aspectos curriculares en estos casos y el porqué de sus carencias, si las hay, en las mujeres médicas.

Se pierden oportunidades profesionales porque la mujer entre los 30 y 40 años se aparta de su trabajo por causa mayor (maternidad, cuidado de personas dependientes, etc.). Por eso, se deben proponer soluciones ajustadas a cada situación profesional y abordar las brechas de manera específica a cada una.

“Si en España existen un 61% de médicas en la sanidad pública, y ocupan entre el 20% y el 40% de los puestos de jefaturas de servicio es que algo se nos está perdiendo por el camino”

Un 61% de mujeres médicas

Si en España existen un 61% de médicas en la sanidad pública, y ocupan entre el 20% y el 40% de los puestos de jefaturas de servicio es que algo se nos está perdiendo por el camino. Y lo que se pierde es talento, que es un bien escaso y que debe ser impulsado, ahora más que nunca.

En ocasiones, se invierte mucho esfuerzo en convencer a las mujeres que opten a tareas o profesiones que han estado ocupadas o desempeñadas por hombres. Se trata de evitar encasillar con el género ciertas tareas o profesiones, como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, por ejemplo. En estos casos, la mayor presencia de la mujer contribuye a la igualdad de género en dichas profesiones. Pero la Sanidad es otra cuestión: hablamos de una brecha en el talento, siendo mayoria de mujeres médicas.

“La sanidad es una profesión ya feminizada que sólo requiere que aprovechemos el talento que ofrece”

Por eso, la brecha de género en sanidad es una prioridad inmediata de resolver porque no le es ajena a una mayoría de médicas. La sanidad es una profesión ya feminizada que sólo requiere que aprovechemos el talento que ofrece. Esta brecha afecta al primer empleador del país, la sanidad pública. Una mayoría de mujeres médicas que no tienen ni siquiera una razonable presencia porcentual en las jefaturas de servicio.

Las Sociedades Científicas, motor de cambio

Distintas sociedades científicas están abordando este problema de la brecha de género desde sus actividades. La brecha se observa en la menor presencia de mujeres en ponencias de congresos. También en la ausencia de un porcentaje igualitario de primeros firmantes de artículos científicos

Recoger, monitorizar y difundir estos datos, como afirma FACME que hará, es la palanca que se necesita para promover un cambio que beneficiará a toda la sanidad y a la sociedad en su conjunto”

En materia de investigación médica, por otro lado, las mujeres optan a proyectos de investigación solicitados con menos presupuesto que los hombres.

Una mujer en la Luna

Está muy bien que la NASA vaya a incluir una mujer en su próximo viaje a la Luna en 2025. Pero no es menos importante que tratemos de poner remedio a la brecha en sanidad en la Tierra. Debemos abordar las razones por las que la mujer no consigue ni acercarse al hombre en porcentaje de puestos de responsabilidad en sanidad, universidad e investigación.

Recoger, monitorizar y difundir estos datos, como hará FACME, es la palanca que se necesita para promover un cambio. Se trata de un cambio que beneficiará a toda la sanidad y a la sociedad en su conjunto. Y GM estará del lado de las iniciativas que impulsen una sanidad más justa y preparada para los retos que se avecinan.