Premios BiC

De entre la multitud de estudios presentados en el Congreso virtual de ESMO (European Society of Medical Oncology), destaca uno que analiza tanto la realización de los ensayos clínicos como el gasto por habitante en medicación oncológica. El estudio realizado con datos de 34 países muestra asimetría en el acceso a los ensayos clínicos y los tratamientos oncológicos en los países de nuestro entorno.

Entre Bélgica (a la cabeza) y Albania (el último) hay más de 100 veces de diferencia  en el número de ensayos clínicos oncológicos llevados a cabo en un periodo de 10 años, hasta 2019. También se ha constatado que los ensayos requieren de infraestructuras potentes y personal cualificado, lo que es más frecuente en países con mayor capacidad económica.

Falta de equidad en los tratamientos

Con el acceso a la medicación oncológica se observa el mismo desajuste. Otro análisis del Instituto Karolinska de Estocolmo, muestra  datos de 2018 con una diferencia de 10 veces en el gasto per cápita en medicación oncológica de distintos países. Este parámetro sigue la misma pauta de los ensayos clínicos.

“La desigualdad está relacionada con la riqueza del país y no con la diferente morbimortalidad

Desigualdad y riqueza

Se pone así de manifiesto que la desigualdad está relacionada con la riqueza del país y no con la diferente morbimortalidad. A la cabeza del gasto en medicamentos oncológicos (especialmente el uso de los nuevos inmuno-oncológicos) se situaron Austria y Alemania (por encima de 100 €), y los países con un gasto menor (entre 13 y 16 euros por habitante) fueron República Checa, Letonia y Polonia.

Los pacientes hospitalizados por Covid-19 con cáncer presentan una tasa de mortalidad superior al 40%

El pronóstico con Covid-19

Otro trabajo presentado en ESMO analiza los factores pronósticos de cáncer en los pacientes con Covid-19. Esto confirma el poder de los datos como un elemento clave en la lucha contra la Covid-19: se ganará con información. Los pacientes hospitalizados por Covid-19 con cáncer (con antecedentes o bajo tratamiento) presentan una tasa de mortalidad superior al 40% en ambos casos.

Es una buena razón para que prospere de manera unánime en el Senado la próxima moción que se debatirá en la Comisión de Sanidad. La moción, presentada por la portavoz del Grupo Socialista en el Senado, Esther Carmona, pretende incorporar al plan de cáncer (que se está diseñando) aspectos que consideren el impacto  de la pandemia en los pacientes oncológicos.