El cáncer no se merece un “last minute” de la ministra de sanidad

16160
Carolina Darias durante la reunión de la presidencia sueca de la UE monográfica sobre cáncer.

El anuncio de la ministra Darias de que el cáncer será una prioridad en la presidencia española de la UE de julio de 2023 es un anuncio “last minute” difícil de entender. Dicho anuncio se une a las prioridades ya anunciadas desde diciembre de 2022 por la ministra Darias:

  • VIH
  • Resistencia a los antibióticos
  • Estrategia farmacéutica europea

El anuncio de que el cáncer será una prioridad de España en su presidencia semestral de julio de 2023 llega sin trabajo previo, sin una organización que permita al ministerio informar a las CC.AA. de los planes europeos y con toda la comunidad oncohematológica pendiente de saber algo.

“Urge tanto el nombramiento de un ministro o ministra como el de una persona comisionada por el Gobierno para coordinar el semestre español europeo en materia de cáncer”

Preocupación ya anunciada en abril de 2022

El 26 de abril de 2022 tres eurodiputados españoles y portavoces de sanidad de los Grupos Popular, Socialistas y Conservadores que forman el 80% del actual Europarlamento se pusieron de acuerdo en trasladar la urgencia de que España anunciara que el cáncer debía ser una prioridad de la presidencia española de la UE de julio de 2023.

El encuentro promovido por Fundación ECO contó con un amplio respaldo de distintas sociedades científicas (no sólo de cáncer), grupos de investigación, asociaciones de pacientes y compañías innovadoras.

En ese mismo encuentro, dos CC.AA., Madrid y Valencia desgranaban en boca de sus consejeros de sanidad cómo estas autonomías punteras, entre otras, ponían en marcha sus planes más ambiciosos para combatir el cáncer, desde la prevención, el cribado y diagnóstico precoz hasta el tratamiento.

Casi 10 meses después del llamamiento y el aviso permanente por distintos cauces, una ministra con un pie fuera del ministerio anuncia en un acto de la presidencia sueca de turno de la UE sobre cáncer que éste será una prioridad para España. Siendo una decisión muy positiva y crucial, lo que no se ha hecho en estos meses habrá que hacerlo y aún no se sabe qué ministro o ministra de sanidad será el encargado de ocuparse de la primera prioridad según GAD3: la salud y el cáncer.

Un ministro o ministra sin demora

Carolina Darias pasará a la historia por lo acertado de su sucesor o sucesora. Aunque no sea de su responsabilidad, sino del presidente del Gobierno, escoger a una persona capaz, autorizada, respetada y con experiencia en la gestión sanitaria es más necesario que nunca. Y si es capaz, quien vaya a ocuparse de la cartera de sanidad, de entender la investigación y la intrincada relacion entre asistencia oncológica e investigacion, habremos dado un gran paso.

España no puede reunir a los ministros de salud de la UE y que la voz de nuestro país sea alguien incapaz de comprender las prioridades en salud de manera profunda.

Improvisar con 4.000 millones de euros

El cáncer se afronta con políticas transversales y con investigación. No sólo eliminando riesgos como el tabaco, el alcohol o la obesidad, sino poniendo en marcha campañas de cribado (como las que se hacen en muchas de las autonomías) y facilitando la personalización de los tratamientos y la innovación.

Porque el cáncer no es solo buenas palabras y anuncios de preocupación, es demostrar que lo que la Agencia Europea aprueba debe estar disponible para todos los españoles.

La falta de anticipación o interés en materia de cáncer que se ha visto hasta ahora tiene como contrapeso un sistema sanitario de gran relevancia y capacidad asistencial en cáncer. A pesar de las necesidades del sistema, la investigación clínica oncohematológica nos sitúa a la cabeza de Europa.

Por eso estamos en una buena posición para estimular redes de investigación, impulsar proyectos de los grupos de investigación y ocuparse de organizar una buena medicina personalizada de precisión en toda España. Tenemos los equipos humanos y falta una decidida apuesta política.

Urge avanzar en cáncer

No tardaremos en conocer urgencias concretas en oncología que reclamarán decenas de los especialistas que están al frente de los principales servicios de oncología médica, grupos de investigación y otras disciplinas oncológicas del país. Y lo que solicitarán es que España no pierda el tren del Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer (Beating Cancer Plan).

No se puede potenciar el cáncer en España sin un diálogo permanente y una escucha de verdad con investigadores, especialistas, compañías innovadoras, grupos de investigación y los propios coordinadores autonómicos de los planes de cáncer.

Urge tanto el nombramiento de un ministro o ministra como el de una persona comisionada por el Gobierno para coordinar el semestre español europeo en materia de cáncer.

Es preciso asegurarse de que se ponen en marcha los mecanismos para recuperar el tiempo perdido. A falta de 5 meses de que comience la presidencia de turno de España de la UE, tan sólo hemos afirmado que el cáncer será una prioridad. Pero no sabemos para quién lo es, ni cuándo, ni qué, ni cómo será dicha prioridad.